web analytics

Señora, evite el baño y la cocina

0
83

Rubén Cortés.

Mientras el gobierno decide si da dinero en mano a mujeres maltratadas o a organizaciones sociales que las atienden, la Secretaría de Bienestar les sugiere que, si surge una agresión, procuren permanecer cerca de la puerta para que puedan huir.

Publicado en su sitio web, el “Plan de Seguridad frente a la violencia contra las Mujeres“, da las siguientes indicaciones “para que sepan qué hacer en caso de vivir alguna situación de violencia”:

1.-Cuando surja una agresión por parte de tu pareja, evita estar en lugares en los que haya objetos peligrosos como el baño o la cocina, y procura permanecer cerca de la puerta de la calle, a fin de que te sea fácil salir.

2.-Comenta con alguna persona de confianza tu situación de violencia y pídele que llame a la policía si se da cuenta de cualquier agresión contra ti.

3-Ten en un mismo lugar tu identificación oficial, acta de nacimiento o pasaporte; juego de llaves de tu casa y, en su caso, del auto; un juego de ropa para ti y tus hijos.

4.- También lleven tarjeta telefónica o un celular y dinero.

5.-Crea una señal que permita avisar discretamente a tus hijas e hijos que deben salir de la casa inmediatamente y acudir con alguna persona con quien puedan refugiarse y pedir ayuda.

Se nota, sin dudas, la vocación didáctica de la Secretaría del Bienestar hacia un sector de la población femenina que sufre del flagelo de los daños físicos y sicológicos que significan los golpes, los castigos, las ofensas, los agravios, las vejaciones…

Aunque no es sólo eso: el Global Gap Gender Report, elaborado por el Foro Económico Mundial, publicó en su informe de 2018 datos que tienen que llamar a la preocupación más perentoria:

–“Tardarán entre 60 y 200 años, para eliminar globalmente la brecha salarial, lograr la plena participación política, el acceso la educación y a la salud”.

Es decir, es un tema que va más allá que eso de “evita estar en lugares en los que haya objetos peligrosos como el baño o la cocina”, aunque sea importante la alerta. Y algo que tampoco se resolverá dándole dinero en la mano a las mujeres golpeadas por sus parejas o cualquier otra persona.

La activista Lydia Cacho dio una pauta sobre este tema: “Tiran a la basura veinte años de avances civiles para atención multidisciplinaria de víctimas de violencia extrema. El dinero directo a las mujeres les ayudará tres días, después los feminicidios caerán sobre SEGOB”.

Es un asunto que se tiene que resolver, sin género de dudas, con mecanismos que ya existen en la Secretaría de Salud, en Inmujeres y en Indesol, todo eso logrado por…

La sociedad civil.