web analytics

El PRI: flaco, ojeroso y sin emociones

Héctor Moctezuma de León.

Flaco, ojeroso y sin emociones el PRI celebró ayer su 90 aniversario. El partido creado por Plutarco Elías Calles –Partido Nacional Revolucionario-, que llevó al poder a 14 presidentes, está fase terminal después del tsunami que los arrasó en las elecciones del 2018. Por si algo faltara, la incorporación de Enrique Peña Nieto al Consejo Político Nacional fue como un gancho al hígado para muchos priistas que todavía creen en esa en entelequia.

Peña Nieto apesta y puede ser la puntilla para el partido que lleva los colores de la bandera. En las próximas elecciones del mes de junio, no tiene ninguna posibilidad, ni en las gubernaturas ni en los congresos locales que estarán en disputa. Tampoco en las elecciones intermedias del 2021, pese a la apuesta que hacen algunos al interior de ese partido, de que los morenos van a fallar y entonces tendrán oportunidad de recuperar terreno.

El régimen del mexiquense envuelto en hechos de corrupción nunca antes visto fue veneno puro para las aspiraciones priistas en el pasado proceso electoral. Peña Nieto se metió hasta la cocina e influyó en la elección de los dirigentes durante su sexenio. Por dedazo presidencial se eligió a políticos mediocres como César Camacho Quiroz o René Juárez Cisneros, o no políticos pero también muy mediocres como Enrique Ochoa Reza, sin ningún mérito partidista para encabezar al tricolor. Y ni qué decir de la señora Claudia Ruiz Massieu, cuyo único mérito es ser sobrina de Carlos Salinas de Gortari. A Manlio le metieron zancadillas y fracasó.

El PRI celebró su 90 aniversario en fase terminal. En las próximas elecciones, las llamadas “intermedias”, difícilmente sostendrá el tercer lugar alcanzado en la presidencial del año pasado, y la representación en San Lázaro podría reducirse a la mitad de la que actualmente coordina el guerrerense Juárez Cisneros.

En esta ocasión, el PRI enfrenta serios problemas que le darán muy poco margen de maniobra en los próximos procesos electorales. Esta vez el escenario es muy diferente al que vivieron después de las derrotas del 2000, con Francisco Labastida, y del 2006, con Roberto Madrazo. Conservar la mayoría de las gubernaturas y la timidez de los presidentes panistas, le permitió recuperarse y volver a la presidencia en el 2012. El PRI tiene serios problemas económicos y también esta vez no recibirá los recursos en cajas de huevo de los gobiernos estatales que están más que vigilados, además su principal proveedor, el Estado de México, ahora tiene un gobernador acotado por la mayoría morenista en el Congreso Local y, lo peor, no tienen figuras que puedan representar un verdadero cambio que los vuelva a posicionar en la política nacional.

****

Después del tiradero que dejó la pasada administración en la construcción del Tren México-Toluca, como lo denunció el presidente Andrés Manuel López Obrador, la pregunta es: ¿habrá impunidad para el responsable: Gerardo Ruíz Esparza?… Qué le pasó el viernes anterior a Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena, quien llegó a un restaurante de Paseo de la Reforma y Bucareli con una atractiva dama y salió sin ella, se veía molesto, ¿se la bajaron?… Señora Sheinbaum le recomiendo que se de una vuelta por Tampico, Tamaulipas, para que vea cómo tapan los baches y el ayuntamiento esta apunto dejar al Puerto sin esos molestos hoyancos en las vías de circulación de los automóviles.

circuitocerrado@hotmail.com