web analytics
Jueves 21 de Marzo de 2019

“¡Pórtense bien, por favor!”

0

Raúl Flores Martínez.

Tal parece que los llamados de angelicales que se dan diariamente en la conferencia mañanera, no han dado resultado, ni han inmutado a los integrantes de las diversas organizaciones del crimen organizado.

Jalisco, Veracruz y Guanajuato son los puntos rojos en seguridad que han sido detectados por las autoridades federales por los constantes asesinatos o ejecuciones sumarias que se han dado en las últimas semanas.

Enfrentamientos prolongados como el se que se dio en Tierra Blanca, Veracruz, entre sicarios del CJNG y policías municipales y estatales que fueron perseguidos, atacados en sus propias instalaciones.

Las ejecuciones masivas en Guanajuato y los restos encontrados en un municipio de Jalisco, es una señal inequívoca que la delincuencia está ganando terreno, esa violencia que se está expandiendo ante el nulo accionar de las autoridades.

¿De qué sirven las reuniones diarias del gabinete de seguridad?

Quizá el Presidente Andrés Manuel López Obrador no se ha dado cuenta de que sus llamados a los delincuentes a dejar de delinquir, de acercarse al gobierno para que reciban un apoyo económico, no han servido.

Quizá los delincuentes no tienen madre, por eso no los han regañado como pide el Presidente y por eso siguen haciendo de las suyas.

“¡Pórtense bien, muchachos!” son las palabras frágiles, e incluso sin fuerza y de burla, entre los delincuentes que siguen circulando como hace 12 años en caravanas de camionetas, armados y sin que nadie los detenga.

¿De qué sirvió que los elementos de Sedena y Semar hayan abatido o detenido a centenares de delincuentes, incluyendo capos de la droga, si la nueva estrategia de “abrazos no balazos”, es la que se aplica bajo la burla de las organizaciones criminales?

¿Cuándo entenderán que a los delincuentes se les combate con fuerza, con leyes, con mano dura, de lo contrario, seguirán haciendo de las suyas?

Compartir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.