web analytics
martes, abril 23

Hacia un sistema de salud para todos (cuarta parte)

Cuidar la salud desde la escuela

México ocupa el segundo lugar a nivel mundial, después de Estados Unidos, en sobrepeso y obesidad, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Siete de cada diez mexicanos tienen ese problema, que deriva casi siempre en enfermedades que representan un alto costo de salud y económico: diabetes, hipertensión, enfermedades coronarias y renales.

El sobrepeso y la obesidad comienzan en edades tempranas: un niño gordo será casi con seguridad un adulto gordo. Casi 3 de cada 10 niños ya tienen este problema, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del INEGI.

¿Qué ha pasado con las campañas de prevención? ¿Por qué, a pesar de la alta prevalencia, las cifras del problema siguen en aumento?

Tras los testimonios escuchados en los www.forosdesalud.org se llegó a la conclusión de que es importante establecer el cuidado de la salud desde los primeros años de vida.

En el Documento Maestro que se entregó al Presidente Andrés Manuel López Obrador se lanzaron propuestas como: la instalación de los Comités de Salud Preventiva en los Consejos Escolares de Participación Social, que integra al actual Comité de “Alimentación Saludable”.

Considera que la salud preventiva debe ser enseñanza obligatoria en niveles preescolar y básico.

¿Esto implicaría reformar los actuales reglamentos y disposiciones?

A fin de cuidar y prevenir enfermedades, se plantea una revisión a fondo de las disposiciones de etiquetado y canales de venta de alimentos “chatarra”, especialmente en áreas de impacto escolar.

¿Y por qué no una Cartilla Única de Salud?, esto para llevar un seguimiento en etapas iniciales y romper con el “por qué hasta ahora” cuando el paciente llega en condiciones avanzadas de las enfermedades.

Está comprobado científicamente que evitar el sedentarismo y evitar comer grasas saturadas y azúcar ayuda retrasar hasta diez años la aparición de diabetes, aún en personas con predisposición genética. Prevenir puede ser una forma de hacer eficiente el gasto en salud.