web analytics

Todo cineasta debe pensar en grande, aconseja Fina Flores

0
166

México .- La cineasta venezolana Fina Torres, ganadora del premio Cámara de Oro del Festival de Cine de Cannes en 1985 por su drama psicológico “Oriana”, aconseja que al hacer cine siempre se debe apuntar alto: hacer el mejor filme, aspirar a una crítica de renombre, pensar en una gran taquilla y desear las mejores distinciones del mundo.

Un cineasta, dijo en entrevista con Notimex, debe dar todo su talento, transmitir una idea que abra puertas, ventanas y sobre todo, la mente del espectador.

“Un pecado que los artistas que hacemos cine cometemos con frecuencia es sentarnos a esperar a que los demás nos admiren, nos halaguen y nos premien”, explicó la realizadora.

Desde su perspectiva, quienes hacen cine deben trabajar por encima de cualquier otro interés, para complacer al público. Ellos deben ser, añadió, generosos con el público y compartir sus obras cinematográficas sin restricciones; al hacer su máximo esfuerzo por subyugar al espectador, el realizador aspira a obtener la gloria en cada filme.

Fina Torres adelantó que ella es una de los tres ganadores del premio Cámara de Oro que ofrecerán una clase maestra sobre cómo cada uno de ellos conquistó esa distinción siendo su ópera prima. Va a ser interesante, comentó, “porque todos aspiramos a ganar una distinción con nuestra primera película, y el más famoso y de más repercusión son los de Cannes”.

Informó que los otros triunfadores son Diego Quemada-Diez y Michael Roew. Cada uno de ellos hablará del proceso creativo, de las experiencias que les dejó el rodaje y la manera en que se dieron los acontecimientos que desembocaron en el galardón. Antes de cada clase maestra, dijo, se proyectará el filme ganador para contextualizar.

“Soy la primera mujer y la primera cineasta latinoamericana que ganó ese premio con ‘Oriana’. La escribimos Antoine Lacomblez y yo, y aborda el tema del tiempo, de la memoria, de los tiempos de la memoria. Penetra en el inconsciente. Narra la historia de ‘María’, quien descubre los secretos de su tía ‘Oriana’. Es un filme inteligente”, anotó.

Recordó que desde 1985 “Oriana” ha andado un largo camino por el mundo, cosechando éxitos que no cesan y otorgándole satisfacción tras satisfacción. A la vez se considera una realizadora afortunada porque la década de los 80, dijo, fue afortunada para el todo cine internacional; aún estaba vivo el cine de autor que llevaba público por masas a las salas.

Después de los 80 y hasta nuestros días, la producción cinematográfica se dividió en cine de autor, que se hace para llevarlo a los festivales alrededor del mundo pero lo ven muy pocas personas, y el cine popular, que es comercial y va a las salas, comentó Fina Flores, quien ve un gran problema para el público y para la industria, en esa situación dividida.

Su clase maestra tocará el origen de la película, que comenzó como un cortometraje a partir de un cuento que le obsequió una amiga de Barranquilla. Hablará también sobre cómo desarrolló la idea de hacer un largometraje y las vicisitudes para escribir el guion junto con el francés Antoine Lacomblez. En esos años, la entrevistada radicaba en París.

La proyección de las películas y las clases maestras de Diego Quemada-Diez, Michael Roew y Fina Flores tendrán lugar en el Cine Tonalá de esta ciudad la próxima semana, jueves, viernes y sábado por las mañanas. A la entrevistada corresponderá el sábado y desde ahora prepara sus comentarios para compartir con el público que asista. La entrada es gratis.

 

NTX