web analytics

¿Se puede salvar a la vaquita marina?

Raúl Flores Martínez.

Hay un tema que me llamó mucho la atención, un tema que tiene muchas aristas, que es la salvación de la vaquita marina. Quizá sea un tema que ha sido por demás dado a conocer por distintos medios de comunicación; sin embargo, lo que me llama la atención es todo el recurso que le invertirán a tres comunidades pesqueras del Alto Golfo de California.

Las comunidades pesqueras de Santa Clara, San Felipe y Puerto Peñasco serán las beneficiadas con los programas sociales que se aplicaran en los próximos meses para evitar que sigan en la pesca furtiva de la Totoaba, pez endémico de la zona que su buche tiene un precio en el mercado negro entre los 90 y 120 mil pesos por kilo. 

Eso es muy bueno, porque los que hemos estado en el Alto Golfo de California, sabemos que estas comunidades no tienen una infraestructura urbana, económica y social para poder vivir de una manera digna a la orilla del mar.

Sabemos que la lucha que ha emprendido el gobierno federal contra las organizaciones sociales va más allá de los conflictos de seguridad, es una batalla de otorgar recursos económicos que desde el inició es una batalla perdida, debido a que en nada se comparan los 3 mil 500 pesos bimensuales con los 5-15 mil pesos a la semana que les dan algunas organizaciones criminales.

El Cártel del Pacífico y de los Arellano Félix son las organizaciones criminales que han puesto sus ojos desde hace una década en la llamada cocaína del mar, que es la Totoaba, sin importar que la vaquita marina casi al exterminio sea capturada en sus redes y muerta por las mismas.

No es secreto que el polígono del Alto Golfo de California sea un santuario profanado diariamente por los pescadores furtivos, que en algunas ocasiones, con tecnología de punta y con lanchas nuevas financiadas por el crimen organizado, estén en busca de los peces que les dan a ganar cantidades exorbitantes de dinero en dólares.

¿Cuántos recursos tendrá que dar el gobierno federal a cerca de 50 mil habitantes de estas tres comunidades, cantidades que oscilen en los 3 mil 500 pesos? Quizá puedan mejorarles su entorno urbano con carreteras, escuelas y demás, pero eso no les bastará a todos aquellos pescadores que invierten cinco horas para ganar grandes cantidades de dinero.

Sólo debemos esperar a que funcione este nuevo programa para salvar la biosfera del Alto Golfo de California, de lo contrario será un nuevo fracaso para esta nueva administración, fracaso como en los anteriores sexenios, que no han podido salvar a la mítica vaquita marina que hasta el momento nadie ha visto en aquella zona.

Los pescadores dicen que la vaquita marina es un mito, un viejo mito que nadie sabe cómo es, que no existe a pesar de que la Secretaria de Medio Ambiente señala que hay entre 10 y 15 vaquitas en esa zona, especies que nadie ha visto desde hace décadas.