web analytics

Ecuador frente al reto de la apertura democrática: Juan Rivadeneira

0
432

Sofía Salinas.

Juan Rivadeneira, Director Senior del Área Asuntos Públicos de LLORENTE & CUENCA en Ecuador, hace un análisis profundo de la “transición” política y económica que vive aquel país. En proceso de “apertura” posterior a la crisis de partidos, la irrupción de Correa y en el gobierno de Lenín Moreno que inició el 24 de mayo de 2017.

Aquí un resumen del análisis de Rivadeneira, de cara a las elecciones locales que se desarrollarán el 24 de marzo próximo, y que “dibujarán un nuevo mapa de poder territorial en Ecuador”, vaticina Rivadeneira.

“El génesis de la presidencia de Lenín Moreno fue su pertenencia al movimiento Alianza PAIS (mediante el cual fue elegido) y su relación con el expresidente Correa (del cual fue su vicepresidente).

“El golpe de timón que dio Moreno, alejándose de Correa, seguramente se produjo ya que la realidad de la situación económica (adversa) se impuso y los casos de corrupción se desbordaron.

“Fueron algunos meses del inicio del mandato de Moreno en que su círculo cercano lo integraron personajes cercanos a Correa.

“Pero, al concluir el primer año, se desmarcó de los más relevantes y, para el segundo, su gabinete luce como los “revolucionarios” que nunca habrían imaginado.

“Sin dejar de existir un ambiente de incertidumbre, son al menos tres las señales de apertura que el Gobierno de Moreno ha marcado en su agenda y que desea impulsar:

1. Apertura económica: Ecuador ha dejado de respaldar al ALBA, ahora busca ser parte de la Alianza del Pacífico y firmar un acuerdo de comercio con Estados Unidos. Inició un proceso de racionalización de subsidios.

2. Separación de poderes: siendo un elemento de la democracia no fácil de conseguir en el corto plazo, hay señales de mejora como el nombramiento de una Corte Constitucional.

3. Libertad de expresión: los periodistas realizan su trabajo con menos temor que en el régimen de Correa.

Dichas señales encuentran retos en el horizonte que podrían afectar en su consecución final. Entre los principales existen tres:

1. Gobernabilidad: el gran reto que enfrentan las naciones que buscan una apertura democrática es la permanencia del Gobierno y su avance en un marco de gobernabilidad.

2. Institucionalidad: tan importante para que los procesos democráticos registren avances y no encuentren trabas en los personalismos o en los intereses políticos de coyuntura.

3. La economía real: en la medida en que los avances en el campo político o social no tengan impacto en la economía real, la apertura que el Gobierno persigue podría verse comprometida. En Ecuador, 6 de cada 10 individuos en edad de trabajar no tienen un empleo formal o viven en la informalidad.

En la PERSPECTIVA 2019, detalla:

“En el campo económico, el Gobierno Nacional alcanzó un acuerdo con la banca multilateral por USD$10 279 millones para los próximos tres años, de los cuales USD$4 200 millones corresponden al FMI y un primer desembolso sería de USD$650 millones en marzo de 2019.

“El Fondo anunció que se buscará ‘un reequilibrio de la masa salarial, optimización cuidadosa y gradual de los subsidios a los combustibles, repriorización del gasto de capital y bienes y servicios, así como una reforma fiscal’.

“En el campo político, las elecciones locales (y de miembros del Consejo de Participación Ciudadana) del 24 de marzo próximo dibujarán un nuevo mapa de poder territorial en Ecuador.

“No queda claro si el oficialismo obtenga un importante impulso político, ya que el movimiento Alianza PAIS no se presenta como una fuerza gravitante. Mientras tanto, en el caso de las fuerzas de oposición y el correísmo, comienzan a hacer cálculos de cara a las elecciones presidenciales de 2021.

“A manera de conclusión, Ecuador vive un momento de inflexión en su historia política y económica. De hecho, el presidente Moreno se ha calificado como un mandatario ‘de transición’. De manera que mucho está en juego.

“Mientras las condiciones políticas, las instituciones y los gobernantes miren a los componentes de la democracia liberal como sus derroteros, podríamos estimar mejores días para la calidad del sistema político ecuatoriano, de lo contrario -en un ambiente de crisis económica- no sorprendería que los radicalismos y el populismo encuentren una nueva ventana para irrumpir”, concluyó.

@Sofiasi2010