web analytics

¿Pensión universal a delincuentes?

0
1054

Raúl Flores Martínez.

Hasta dónde llegara este gobierno en su afán de ser populista que ahora resulta que los reos, presidiarios, delincuentes mayores de 68 años de todo el país y que están en prisión todavía, recibirán su pensión universal de 2 mil 550 pesos bimensuales.

Así como usted lo está leyendo. La Secretaría del Bienestar está realizando un censo en todos los penales federales, estatales y municipales para saber cuántos internos mayores de 68 años están en reclusión para que estén dentro del programa de la Pensión para Adultos Mayores.

Esto significa que todo delincuente que tenga condenas largas por robo, secuestro, homicidio, daños contra la salud, violación y que tengan más de 68 años, podrá seguir viviendo del presupuesto gubernamental a pesar de que hayan cometido un delito.

La propia subsecretaria del Bienestar, Ariadna Montiel Reyes, dijo que ya tuvo un intercambio de información con el encargado del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS), Francisco Garduño Yáñez, quien le entregó la información de los internos de los penales federales, incluyendo los de máxima seguridad.

“Ahora se va a llegar a todos, estamos en una proyección de 831 mil adultos mayores de la ciudad que son los que puedan acceder a ella, es universal, inclusive acudiremos a los reclusorios a hacer levantamiento de información para ingresar a los adultos mayores que estén en reclusión de tal manera que la universalidad, es a la totalidad”.

Estas pensiones, que saldrán de sus impuestos, se suman al gasto diario de 140 pesos diarios para mantener a cada reo que se encuentra en sus cárceles.

Al año, 1,703,209,173.49 pesos de los impuestos de los mexicanos se usan para la manutención de las personas privadas de su libertad.

Entre los gastos a los que se destina esa cifra se considera la alimentación, vestimenta, medicinas, agua potable, salarios de custodios, energía eléctrica, mantenimiento de las instalaciones, materiales, así como las labores artísticas, educativas, deportivas y culturales a las que los reos tienen acceso.

Esta pensión alcanzará a internos sin importar en qué reclusorio estén, ya sea de baja, mediana o alta seguridad, no importa qué delito haya cometido porque al final será premiado con una pensión por sus delitos.

¿Hasta dónde llegara este gobierno con la repartición de dinero a diestra y siniestra?, dinero que proviene de cada uno de los mexicanos que pagan sus impuestos y a quienes no se les consulta si es viable entregarlos a determinado sector.

Ahora hasta aquellos que fueron castigados por las leyes mexicanos por haber cometido un delito, tendrán un apoyo de un gobierno que con el afán de permanecer en el poder, seguirá entregando un dinero que no sale de sus bolsillos.