web analytics

Arde Nuestra Señora

Luis Octavio Murat Macias.

El 15 de abril del año 2019, al inicio de la Semana Santa, se marcó la fecha en que un incendio causó daños cuantiosos a la Catedral Gótica de Nuestra Señora de París (conocida mundialmente como Notre-Dame), joya arquitectónica visitada por 30 mil personas diariamente.

El fuego derribó la aguja central de 98.45 metros de altura, pero las dos torres principales están a salvo. No se sabe con precisión si algunas reliquias y testimonios religiosos se perdieron. Lo que se asegura es que la corona de espinas, un clavo y un trozo de la cruz de Jesús no fueron consumidos por el fuego.

La historia de Notre-Dame se inicia con su construcción sobre las ruinas de dos iglesias romanas dedicadas al culto a Júpiter, hace 850 años.

Fue el Papa Alejandro III, en el año de 1163, quien colocó la primera piedra para dar inicio a la construcción de la Catedral de Notre-Dame. Doscientos años más tarde sería la magnifica estructura conformada por 2 torres principales, que permanecieron erguidas sin ser alcanzadas por el fuego del lunes 15 de abril del 2019.

La Catedral de Notre-Dame es tan significativa e importante para el mundo religioso como para el arte y la arquitectura, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 1991.

Ha sido escenario de hechos que forman parte de la historia de Francia y de la Historia Universal; sucesos que repercutieron en Europa, como la coronación de Enrique VI de Inglaterra en 1429; la de 1804 cuando Napoleón Bonaparte se coronó él mismo Emperador de Francia.

Otro hecho que hizo historia fue la beatificación de Juana de Arco en 1909.

En el mundo de la literatura, Notre-Dame fue el escenario ideal para Víctor Hugo en su novela Nuestra Señora de París en la que narra el amor imposible de Cuasimodo por Esmeralda, y publicada en 1831; narrativa llena de profundos y dolorosos sentimientos de tristeza, amor y pasión.

La Catedral Gótica de Notre-Dame, construida en el centro de París, está rodeada por el Río Sena y construida durante 182 años, 1163—1345. En Notre-Dame se encuentra uno de los órganos más finos y delicados del siglo XIX. Esta compuesto por cinco teclados, de 56 notas, un pedal de 32 notas, 109 juegos, 111 registros y 7,374 tubos, obra maestra de Cavaille-Coll, fabricante de órganos que más destacaron en ese siglo. Se ha confirmado que sobrevivió a las llamas, aunque “podría haber experimentado algunos daños por la fuerte presión del agua” empleada para extinguir las llamas.

De igual forma, los tres rosetones quedaron a salvo de las llamas. Aunque se desconoce el alcance de los daños sufridos como resultado del humo y las llamas; otras vidrieras han sufrido daños, éstas del siglo XIX, pero no las joyas del siglo XIII.

Y qué decir de las obras maestras como “La visitación” de Jean Jouvenet, de 1716, y “Santo Tomás de Aquino, “Fuente de la Sabiduría”, de Antoine Nicolas, de 1648, tesoros invaluables del arte.

Carlos Marx se refirió a Notre-Dame en una pasaje de Los Misterios de París, obra escrita el 9 de junio de 1842 por Eugenio Sue.

Karl Marx hace referencia en el 18 Brumario: “Casi la tiran en medio del ajusticiamiento popular a los abades y clérigos pro-monárquicos”. “Notre-Dame podría ser un buen monumento de la prehistoria de la humanidad. Expresión de la sociedad de clases que la vio nacer, y testigo de la lucha entre esas clases irreconciliables. ¿Será testigo del nacimiento de la historia humana en donde la religión, las clases y las guerras sean solo recuerdo infantil de una humanidad liberada? A eso aspiramos”.

En Notre-Dame han ocurrido hechos dramáticos como el de Dominique Venner, intelectual de ultraderecha, que a los 78 años de edad se suicidó con un disparo en la boca frente altar principal de la Catedral, en protesta contra la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, y la emigración, y la solidaridad con la comunidad cristiana.

Antonieta Rivas Mercado, mecenas de intelectuales mexicanos como Xavier Villaurrutia, Salvador Novo, Jose Vasconcelos, Gilberto Owen, Roberto Montenegro, Julio Castellanos, Manuel Rodriguez Lozano y Andrés Henestrosa, promotora del arte y la cultura e hija del arquitecto Antonio Rivas Mercado, constructor del monumento a la Independencia, “El Angel”, se suicidó el 11 de febrero de 1931 de un balazo en el corazón.

El drama inspiró a Carlos Saura a escribir un libro y la versión cinematográfica “Antonieta” (1982).

Muchas y variadas historias se guardan tras los muros de la Catedral Gótica más visitada del mundo, Notre-Dame, que será reparada durante cinco años, pero que sigue haciendo historia a pesar del infortunio.

@luis_murat