web analytics

Congreso local solicita a CRE y Cofece revisar precios de combustibles en gasolineras de la capital

Ciudad de México.- El Congreso de la Ciudad de México requirió a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) revisar los precios de los combustibles que expenden las gasolineras en la capital, a fin de regularlos y evitar prácticas monopólicas.

El diputado José Luis Rodríguez Díaz de León, integrante del grupo parlamentario de MORENA, recordó la reforma constitucional en materia de Energía, que promovió el anterior Gobierno Federal, con modificaciones a los artículos 25, 27 y 28 de la Carta Magna en materia de energéticos, que eliminaron las restricciones para que empresas privadas participaran en la explotación de los hidrocarburos.

“La esencia de la reforma fue la competencia y el abatimiento de los precios en el consumo de los energéticos, ya que concurrían en el mercado diversas empresas, sobre todo en la parte final de la cadena productiva, que es la oferta directa al público de los combustibles. Sin embargo, al parecer esto no ha sucedido”, señaló.

Informó que en la capital existen aproximadamente 400 estaciones de servicio de combustible, distribuidas en las 16 alcaldías, las cuales -conforme a datos de la Dirección  de Petróleos Mexicanos, Pemex- reciben el litro de gasolina Magna a 17.90 pesos, el de Premium a 19.32 pesos y el de Diésel a 19.14 pesos. “No obstante, las empresas venden el combustible y establecen para ello un precio mayor”.

Rodríguez Díaz de León recordó el llamado que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador, el pasado 15 de abril, “para que exista colaboración de los empresarios, para que hagan un esfuerzo y puedan generar un esquema de precios que tenga un beneficio directo en el consumidor”.

Indicó que el 30 de noviembre de 2017 se concretó la liberación de los precios de gasolinas y diésel en México, prevista en la reforma energética, “lo que, en teoría, permitió dejar atrás los esquemas de administración de precios de los combustibles; de esta manera, a partir de esa fecha el precio determinado sería a través de la oferta y la demanda.

Sin embargo, el Gobierno Federal anunció el 8 de marzo del presente año un subsidio al impuesto que pagan los empresarios gasolineros, como una medida para contener el precio al público de la gasolina magna, que es la de mayor consumo en el país”.

Destacó que conforme al subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, los distribuidores de gasolina están absorbiendo el 63 por ciento de los subsidios a los precios de la gasolina y  sólo el 37 por ciento del apoyo llega de manera directa a los consumidores.

“Si comparamos los márgenes de los primeros tres meses del año con el mismo periodo de 2018, sus ganancias se han incrementado en un 52 por ciento, en un 84 por ciento en febrero y en un 36 por ciento en marzo”, afirmó.

El legislador explicó al pleno del Congreso que, a través de este punto de acuerdo se busca exhortar a la CRE y la Cofece para que revisen de manera directa los precios de los combustibles que se expenden en las gasolineras capitalinas “con la finalidad de evitar prácticas monopólicas y lograr que el subsidio que da el Gobierno Federal tenga un impacto directo en el precio de los combustibles y que éste tenga una regulación”.

Por su parte, el diputado Jorge Triana Tena (PAN) expuso que quien tiene la atribución de revisar los precios de las gasolinas es la Procuraduría Federal del Consumidor. “La Profeco debe verificar que no estén alterados los medidores, que se den litros de a litro, que no haya excesos en el cobro de las gasolinas”.

Aseguró que el incremento en los precios de combustibles -que estimó en cerca del 12 por ciento- se debe a tres razones: desabasto de gasolina por el combate al huachicoleo, saturación de las terminales de abastecimiento y reparto de Pemex, y a la no disminución del impuesto IEPS a las gasolinas.

La proposición con punto de acuerdo fue considerada de urgente y obvia resolución, y fue aprobada por el pleno. Se remitió a la CRE y la Cofece, para que intervengan en el ámbito de sus atribuciones y facultades.

Con información del Congreso de la Ciudad de México