web analytics

Compadre en apuros

0
375

La Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) es un organismo público descentralizado de la Secretaría de Educación Pública (SEP) de México, cuyo objetivo es proporcionar libros de manera gratuita a los alumnos de educación básica inscritos en el sistema educativo nacional.

La Conaliteg se creó el 12 de febrero de 1959 por decreto del entonces presidente de México, Adolfo López Mateos, y era secretario de Educación Pública Jaime Torres Bodet. Entregó sus primeros ejemplares en 1960, con el texto que correspondía a los cursos de primero a quinto grados de primaria; el de sexto grado se entregó un año después. En 1962, para la portada de los libros se empleó la obra de Jorge González Camarena, La Patria, ícono de los textos educativos.

Durante los sexenios posteriores al del presidente López Mateos ha sido bastante común presenciar el baderazo de salida de los autotransportes que llevan esos textos a todas la escuelas del país. La entrega ha sido a tiempo conforme lo marca el calendario correspondiente.

En la era de la Cuarta Transformación se escuchan voces de alarma, anunciando el riesgo de que los libros de texto gratuitos no estén listos a tiempo.

Al parecer, el prietito en el arroz, es Miguel Rincón Arredondo, ni más ni menos compadre del presidente Andrés Manuel López Obrador. Este hombre es integrante del consejo asesor empresarial de la Presidencia de la República y titular del contrato como proveedor para la fabricación de los libros de texto.

Esta desafortunada circunstancia obliga al jefe del Ejecutivo a solicitar a la instancia correspondiente la revocación del contrato asignado a su querido compadre, a quien lo une una amistad de muchos años; el tabasqueño gobernante es padrino de bautizo de Mercedes, hija del dueño de la empresa Bio Pappel.

Según fuentes especializadas en el movimiento de las industrias del sector papelero, Bio Pappel es una empresa que provee el 80 por ciento del insumo que se necesita para los más de 200 millones de ejemplares que imprime la Conaliteg cada año y que para el próximo ciclo escolar podrían no estar a tiempo.

Entre los industriales del sector papelero, Bio Pappel, la Cámara del Papel y la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) hay un prudente silencio, se reservan un pronunciamiento después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que “pedirá al empresario Miguel Rincón Arredondo renunciar a la licitación de compra de papel para los libros de texto gratuitos con el fin de no incurrir en conflicto de interés”.

Mientras este tema se discute en espacios palaciegos, en las escuelas rurales, en las aulas de las barriadas los chavitos se preguntarán: ¿Y yo, en qué leo?