web analytics

¡Los sueldos del crimen organizado!

Raúl Flores Martínez.

La semana que pasó fue acelerada en informacion, atentados con arma de fuego en Cuernacava, Morelos, y detenciones en Coatzacoalcos, Veracruz. Estos dos hechos tienen una similitud que tienen que ver con el dinero que les pagan a los delincuentes.

En primer lugar, Maximiliano, de 22 años, disparó al menos en tres ocasiones para quitarle la vida a Jesús García Rodríguez, secretario general de la Sección 15 de la CTM, y a Roberto Castrejón, hijo del primer secretario general sustituto de la Federación de Trabajadores de Morelos (FTM), esto en Cuernavaca, Morelos.

El pago para cometer este crimen fue de 5 mil pesos, de acuerdo con fuentes de la Comisión Estatal de Seguridad.

El segundo caso, es la detención de Juan Manuel, alias el “Montana”, integrante de la organización criminal de “Los Zetas”, quien era el encargado de los cobros a bares y chatarreras en Coatzacoalcos.

Por estas actividades ilícitas, recibía un sueldo quincenal de 6 mil pesos, una cantidad mínima en comparación con lo que recolectaba en los negocios a los que extorsionaba.

Con estos dos ejemplos, nos damos cuenta de que el crimen organizado no es como lo pintan en las series de televisión, no tiene los lujos que se muestran.

Esas series de TV que seducen a los jóvenes, quienes sueñan con ser un jefe de plaza, que creen que entrando a las organizaciones delictivas se harán millonarios.

Si hacemos cuentas, los sicarios del crimen organizado cobran diariamente 400 pesos a costa de su vida o de ser detenidos, una cantidad mínima por la cual no vale la pena arriesgarse.

Si se compara el sueldo de un sicario con un joven que haya concluido una profesión, el sueldo es superior para aquellos que han estudiado.

Muchos dicen que ya no es “negocio” ser parte del crimen organizado por el poco dinero que se obtiene; sin embargo, las adicciones que les generan, les hacen obtener sicarios y carne de cañón de manera gratuita.