web analytics

Trece bebés han muerto en hospital de Tijuana por falta de fármacos

México.- En la mesa de juntas, Julieta Pacheco, jefa de neonatología, narra ante los directivos del Hospital General de Tijuana (HGT) cómo, junto con los padres, ve morir a recién nacidos por falta de insumos y equipo para atenderlos. En los tres meses recientes, según su recuento, 13 bebés han fallecido por complicaciones a las cuales el nosocomio no pudo dar seguimiento: seis en lo que va de mayo, cinco en abril y dos en marzo. Todos ellos se pudieron haber salvado.

Hace un par de semanas, refiere, un neonato requería una cirugía de urgencia, pero debido a que la mitad de las 28 camas del área están ocupadas por baleados, muchos de ellos en actos delictivos, no hubo espacio para atenderlo y murió. La pobreza del hospital y de la familia del pequeño es tal que ni siquiera supieron de qué falleció porque los médicos no tienen los reactivos necesarios en los laboratorios y la familia tampoco tuvo recursos para hacer los estudios por su cuenta.

En este centro de salud, financiado por el gobierno del estado y con mínimas cuotas de recuperación (los afiliados al Seguro Popular no pagan), Pacheco agrega: “No tenemos los insumos para alimentar a los bebés que no están comiendo. Hace un mes no envían nutrición parenteral. Tenemos un patronato que nos ayuda, pero llegará el momento en que diga que ya no puede, porque sale muy cara esta nutrición y los bebés comen todos los días.

Pañales, jeringas, gasas, guantes… hasta desinfectante para manos deben comprar los padres si quieren entrar a ver a sus hijos. A veces no tenemos jabón ni toallas.

El director general, Clemente Zúñiga Gil, asiente con la cabeza. Las historias sobre ese hospital son conocidas porque cada tanto algún familiar denuncia ante los medios. De boca de los médicos se sabe que hay carencias, pero en entrevista a puerta cerrada con Jaime Bonilla, candidato de Morena al gobierno del estado, los médicos fueron más específicos. La reunión duró más de una hora y no se permitió el acceso a la prensa, pero el equipo de campaña la transmitió en vivo por Facebook, como todas las actividades del aspirante.

El director apuntó que el problema no es de negligencia, sino de falta de equipo, medicamentos y de voluntad del gobierno del estado. El personal relató que familiares de enfermos han llegado a agredirlos cuando les dicen que deben comprar medicamentos porque el hospital no cuenta con ellos.