web analytics

AMLO ahora es “cadenero” de un antro llamado EEUU

Carlos Arturo Baños Lemoine.

Sin duda que López Obrador y sus huestes morenescas viven en una realidad alterna, en otro mundo. Bueno, desde su jefecito para abajo están acostumbrados a tener “otros datos”. ¡Pero miren, ustedes, que resulta bastante aberrante festejar como un triunfo diplomático el acto de abyecta sumisión de México a los planes e intereses de Donald Trump!

A ver, dicho simple y metafóricamente: el “patriotero” Presidente Andrés Manuel López Obrador ha aceptado ser el “agachado” y “mal pagado” cadenero de un antro llamado EEUU. Allí estará el Ganso Cansado de Palacio Nacional, bien paradito, frente a la puerta de entrada a los EEUU, evitando el paso de quienes puedan llegar a incomodar a los convidados a la fiesta.

¡Vergonzoso para un populista “patriotero” como AMLO!

El cuate que se la pasó afirmando, esto durante su campaña electoral 2018, que él sí pondría a Trump en su lugar, ha terminado aceptando que los gringos le den un lugar ignominioso en la historia de las siempre tensas relaciones México-EEUU: ¡AMLO, “cadenero” de Gabacholandia!

¿Qué festejan y de qué se ufanan los pejistas? Menos éstos tendrían qué festejar, porque siempre se han montado en discursos nacionalistas y socialistas fabricados desde y para el adoctrinamiento “chairo” en universidades públicas: Nacionalismo Revolucionario, Marxismo, Teoría de la Dependencia, Filosofía y Teología de la Liberación, Giro Decolonial, Cosmopolitanismo Subalterno, etc.

¡Cuántos kilos de camote se deberán comer, este fin de semana, varios electores utopistas de la 4T por la sumisión presidencial de la que han sido testigos!

¡Marcelo Ebrard fue a rendir la plaza, por favor! ¡No tiene ningún mérito la rendición abyecta!

Marcelo Ebrard fue a mostrarles a los gringos que el gobierno del Ganso Cansado está siguiendo el guión escrito para México por parte del “imperialismo yanqui”, a saber: a) México será la barrera de contención de la migración ilegal que tanto molesta a los gringos en su frontera sur, y b) México será la sala de espera de todos los migrantes que soliciten (que supliquen) la benevolencia de los gringos.

Y México tuvo que aceptar esta humillación a cambio de que Trump no le pateara el trasero a la economía mexicana con sus aranceles progresivos.

¿Es neta que los morenos se sienten orgullosos de esto?

¡Qué vergüenza!… queda esto para los anales de la historia de la ignominia en México: López Obrador pidiéndoles a los españoles que se disculpen por la Conquista de hace 500 años, mientras se doblega cobardemente ante el “imperialismo yanqui” de aquí y de ahora…

A ver, esos “compas” de la “súper izquierda” de la Cuarta Transformación, vamos todos a Tijuana gritando…

¡Patria o muerte, cederemos!

¡Por el bien de México, primero los gringos!

Facebook: Carlos Arturo Baños Lemoine.

Twitter: @BanosLemoine