web analytics

¿Cuántos más, Claudia?

Raúl Flores Martínez.

Hoy una de miles de casas de la Ciudad de México lloran un cuerpo, tienen el alma rota por la muerte del joven universitario Norberto Ronquillo, secuestrando el martes pasado en la capital del país.

¿Cuántos más, Claudia? ¿Cuántos muertos más, Claudia Sheinbaum, en la ciudad que tú estás gobernando? ¿Cuántos más inocentes que son presa de la creciente inseguridad en la que antes era la ciudad más segura del país?

Algo le está pasando a esta ciudad donde ahora las desapariciones, los secuestros, el trasiego de droga, los enfrentamientos, las ejecuciones y la aparición de células del crimen organizado nacional, aparecen amenazando o señalando que ya trabajan aquí.

¿Cuántos más, Claudia?

¿Cuántos jóvenes como Norberto perderán la vida, por una nula estrategia de seguridad en esta ciudad que tanto peleaste en las elecciones para Jefa de Gobierno?

En tus primeros cinco meses del gobierno, la Procuraduría capitalina reportó  29 secuestros y 656 homicidios dolosos, cifras que aumentaron considerablemente en comparación con la anterior administración en el mismo periodo.

¿Cuántos más, Claudia?

Quizá no seas tú, quizá tienes buenas ideas para gobernar y también las cabezas de tus funcionarios; sin embargo, hay algo que le falta a tu gobierno para bajar los altos niveles de inseguridad y esa percepción que tenemos los ciudadanos de que ya valió en la CDMX.

¿Acaso alguien te ha dicho que, en la Alcaldía de Iztapalapa, algunos policías de investigación de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México protegen a líderes de narcomenudistas?

¿Acaso te han mencionado que algunas detenciones arbitrarias las realizan para fichar a personas, que dejan libre para utilizarlos cuando haya casos que resolver donde los medios de comunicación presionen?

Esas detenciones donde el modo de operar es detener a dos malandros y dos ciudadanos inocentes que son los que pagan los platos rotos, porque no pueden denunciar las injusticias de tus policías de investigación.

Quizá no lo sepas Claudia, pero tus mandos policíacos de seguridad e investigación, tienen vendidas algunas plazas en la capital que tú gobiernas al crimen. Quizá no sepas que el mal lo tienes en casa.

¿Cuántos más, Claudia?