web analytics

Sale Claudia del “Top 3” de los presidenciables; entra Marcelo

0
245

Francisco Garfias.

Convertida en promotora de ventas de autos eléctricos y del “uniforme único” en las escuelas, Claudia Sheinbaum salió del “top 3” de los presidenciables en sólo seis meses de gobierno.

Y es que la seguridad en la Ciudad de México está peor que nunca. El hartazgo de los capitalinos por la violencia y el crimen es más que evidente.

El caso del estudiante de la Universidad del Pedregal, Norberto Ronquillo, secuestrado y asesinado después de que su familia pagó el rescate, es la gota que derramó el vaso.

El hashtag #RenunciaClaudiaSheinbaun era tendencia ayer en Twitter.

Son las consecuencias de colocar en los cargos más importantes a los más leales y no a los mejores.

La jefa de gobierno es científica. Nunca ha bajado al drenaje de la gobernabilidad para enfrentar a las mafias.

Los avezados en casos como el de Norberto nos dicen que hay formas de agarrar a los asesinos. La jefa de gobierno podría recurrir a las “hermandades” de la policía con los delincuentes para dar con los asesinos, pero dudamos que tenga los contactos.

“Allí está la prueba de que tiene que haber gente con experiencia. Ella es una académica. Debería estar en su cubículo muy a gusto”, nos hizo notar un experimentado político.

Sheinbaum va a contra reloj en este asunto. Si lo no resuelve a la brevedad, su gobierno podría entrar en crisis.

* * *

En los corrillos políticos dicen que el resultado de las negociaciones sobre migración y aranceles con Estados –presentado al pueblo como una gran victoria de México-, puso a Ebrard en el “Top Three” de los presidenciables.

El canciller avanzó por doble partida. Una con Trump. El presidente de Estados Unidos no lo veía bien por su acompañamiento a Hillary Clinton durante la campaña, mientras aquí era perseguido por autoridades mexicanas.

Se reveló como un negociador confiable para Estados Unidos.

Las porras que le ha echado López Obrador lo hacen muy visible. Hoy por hoy está por las nubes. La carencia de cuadros alrededor del Presidente también lo ayuda.

* * *

Ebrard, por cierto, comparecerá ante el Senado bajo protesta de decir verdad. No hay fecha todavía, pero es seguro, adelantó ayer Ricardo Monreal, otro de los presidenciables, en rueda de prensa.

La presencia del canciller ante los senadores es importante en la medida en la que, asegura, no se negoció nada en lo oscurito con Estados Unidos, y que no hay nada más que lo que contiene el comunicado conjunto que surgió de las negociaciones.

Pero Trump reveló que hay algunas “cosas” que no se mencionaron en el comunicado de prensa de ayer. “Una en particular”. ¿Cuál? “Eso se anunciará en el momento adecuado”, escribió en Twitter.

La duda está en si sabemos todo lo que se negoció. Me inclino a pensar que no. Pongamos el caso que Trump dice la verdad. Marcelo tendría que adelantarse para que México se prepare y asuma una actitud digna.

El canciller también sostuvo que uno de los logros de la negociación fue que se separaran los temas de migración y comercio en dos mesas de negociación.

Separadas o no da lo mismo. Los aranceles penden como “Espada de Damocles” sobre México. “Si por alguna razón desconocida no hay (cooperación), siempre podemos volver a nuestra posición anterior muy rentable de los aranceles”, escribió ayer el jefe de la Casa Blanca

¿Trump es el que miente?

El secretario de Estado, Mike Pompeo, hizo saber que el gobierno de EU incrementará considerablemente las devoluciones de migrantes que deberán esperar en México hasta que se resuelva su solicitud de asilo.

Marcelo no ha dicho el tope de migrantes que México aceptaría de regreso. ¿100 mil? ¿200 mil? Cada que surge la pregunta, la evade. Nada más en mayo, 140 mil cruzaron nuestra frontera norte, según cifras de Washington.

Lo que sí dijo es que de enero a la fecha, los gringos han regresado 10 mil indocumentados. ¿Tenemos capacidad de recibir muchos más? Es pregunta.

FIN.