web analytics

O te callas o te vas

0
348

Rubén Cortés.

Es la máxima del populismo en su clímax: o te callas, o te vas. Sólo en mayo, 22 diputados de oposición en Venezuela tuvieron que escoger entre el exilio, la clandestinidad o la cárcel. Y, desde 2013, fueron cerrados 115 medios de comunicación por criticar al gobierno.

Es conocida, pero se agradece que, en El último disidente, el escritor cubano Norberto Fuentes nos recuerde siempre su tesis sobre cómo funcionan los mecanismos que activan el “o te callas o te vas” en los regímenes de concentración del poder y reparto de dádivas a la gente:

Y quizá sea pertinente explicarles cómo es que esa represión se produce. Es casuística, minuciosamente casuística. Van casa por casa y tocan justamente en las puertas designadas y hablan con toda claridad con el ciudadano que debe ser advertido. El mensaje es rústico, elemental si se quiere, pero de una enorme efectividad. No se te ocurra un invento, porque te la cortamos. Mira el hacha.

El chavismo ya lo pulió: Richard Blanco, uno de los 14 diputados que Maduro acusa de querer tumbarlo, escapó la semana pasada a Colombia, tras asilarse en la embajada de Argentina. “Nadie me silenciará”, escribió ya en Colombia. Bueno, a Maduro no le interesa que hable fuera del país.

La cuestión es que “no se te ocurra un invento” si vives en el país del que se apoderan ellos, los que dividen entre el “pueblo bueno” y los “escuálidos”, los “gusanos”, los “grandulones”, porque “te la cortamos: mira el hacha”.

La lista de dirigentes opositores que reprimidos, arrestados u obligados al exilio es de unas 70 personas, incluidas figuras emblemáticas del anti chavismo, como Julio Borges, Antonio Ledezma, Carlos Vecchio, David Smolansky, Ramón Muchacho, Juan Requesens o Freddy Guevara.

Además, Maduro cerró el año pasado 25 diarios en Barinas (estado natal de Chávez), Sucre, Portuguesa, Apure, Vargas y Trujillo, donde ya no existen medios impresos. Y obligó a los dueños a venderles tres grandes diarios de tradición (Grupo Últimas NoticiasEl Universal y Notitarde).

A la vez, implantó un nuevo método para apretar la censura: el ataque cibernético y el bloqueo a páginas web informativos de contenidos multimedia, a la vez que controla absolutamente toda la radio y la televisión y tiene el monopolio de la venta de papel periódico.

El director de El Nacional tuvo que escapar del país porque retomó en el diario un artículo del diario español ABC sobre el segundo de Maduro, el militar Diosdado Cabello, quien lo demandó y, como todos en Venezuela, Henrique Otero sabe que el Poder Judicial responde a Maduro.

Y lo más triste es que “el mensaje es rústico, elemental si se quiere, pero de una enorme efectividad…

“Mira el hacha”.