Lo más destacado de “La Mañanera”

México.- En su conferencia de prensa de este miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que México asume el desafío de demostrar a todos, ciudadanos y gobiernos, así como al mundo entero, que el fenómeno migratorio se puede atender si hay desarrollo, empleo y bienestar.

Acompañado por el canciller Marcelo Ebrard, el titular del Ejecutivo destacó que con el acuerdo al que se llegó con Estados Unidos, se evitó una crisis económica-financiera y “así lo perciben tanto ciudadanos como empresarios”.

“Es todo un desafío porque tenemos que demostrar en un plazo que hay otra vía para enfrentar el fenómeno migratorio”, la cual consiste en atender las causas de la migración y no solo apostar al uso de la fuerza, sino dar opciones a la gente, “esa es la vía mexicana y por eso aceptamos el desafío”, expresó.

‘JAMÁS’ SE PERMITIRÁ LA INCURSIÓN DE FUERZAS MILITARES DE EU

En su exposición, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon informó que la víspera mantuvo un encuentro con representantes de la Guardia Nacional; de las secretarías de la Defensa Nacional, de Marina y de Relaciones Exteriores, así como con responsables de acciones de Migración para revisar a detalle el despliegue, desde hoy y en los próximos días, de la propia Guardia Nacional.

También el día de ayer se tuvo una reunión en Tapachula, Chiapas, en la zona militar, para coordinar, desde este miércoles, el despliegue de los elementos de la Guardia, y avanzar rápidamente.

El funcionario federal subrayó que esta semana se van a presentar las acciones inmediatas en migración para ampliar la capacidad de gestión, y el programa de respaldo a municipios fronterizos del norte para apoyar en la región a quienes van a estar en México con procedimiento de asilo.

Agregó que en estos días se presentará el programa detallado de bienestar social en el sur del territorio nacional; en tanto, ya fue instalada la mesa de trabajo con Guatemala, Honduras y El Salvador para analizar los temas migratorios y la acción inmediata del Plan Integral de Desarrollo para Centroamérica.

También dio a conocer que el próximo viernes habrá otro encuentro con autoridades migratorias de Estados Unidos con el objetivo de garantizar que las audiencias en materia de asilo sean en el menor tiempo, que por parte de México, es de 180 días en promedio.

Esta ha sido una insistencia mexicana, dijo, no sólo porque preocupa que los migrantes estén demasiado tiempo en espera y por la atención que implica, sino porque no es justo para la persona que pidió audiencia espere hasta un año.

Tras destacar que los cinco componentes del plan especial para migración están en marcha, dijo que por instrucción presidencial, también el viernes se reunirá con los gobernadores de Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Veracruz y Campeche para compartirles el programa y acordar acciones comunes.

Respecto a la llamada que mantuvo con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Ebrard Casaubon refirió que se abordaron dos tema primordiales para el país vecino: migración y el tráfico de drogas.

El plan que tiene que dar resultados en 45 días, también incluye el acompañamiento de la ONU, ACNUR y se invitará a UNIFEC, dado el número de menores que viajan en las caravanas, así como a organizaciones de la sociedad civil promigrantes, quienes serán incorporadas a dichas acciones.

Para ello, el próximo martes el gobierno mantendrá una reunión con ACNUR y varias agencias de Naciones Unidas para iniciar lo que es el diseño de un sistema de gestión migratoria.

El canciller descartó que no se cuente con los recursos para atender la atención a migrantes en las fronteras norte y sur, pues se hará uso del Fondo Yucatán -destinado precisamente para migrantes-, por lo que no habrá ninguna desatención a programas propios.

Sobre la preocupación de una posible incursión militar en la frontera sur, por parte de Estados Unidos, el titular de Relaciones Exteriores acentuó que “jamás aceptaríamos la presencia de ninguna fuerza armada de los Estados Unidos en nuestro territorio”.

DONDE COME UNO, COMEN MIL

Ante el repetido cuestionamiento de los recursos que se utilizarán para el plan de ayuda a migrantes, López Obrador dio a conocer que ayer recibió dos avalúos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la venta del avión presidencial, cuyo monto oscila entre 130 y 150 millones de dólares.

Aseveró que con esos recursos habrá presupuesto suficiente para la estrategia de atención al fenómeno migratorio, aunado a lo que se obtendrá por el combate a la corrupción y la austeridad republicana.

“De dónde va a salir (el dinero para el plan migratorio), pues de la venta del lujoso avión presidencial”, expresó López Obrador al aseverar que sí se tiene presupuesto, “pero si se tratar de hablar solo de lo material, subordinando todo lo demás, imagínense cuanto nos estamos ahorrando por evitar la crisis”.

“Debemos pensar que donde come uno deben de comer 100, mil, un millón de seres humanos y se tiene presupuesto porque no hay corrupción tolerada en el país y por el plan de austeridad republicana”, dijo.

En este marco, López Obrador pidió a los mexicanos actuar con humanismo y evitar la xenofobia, “nada de campañas contra migrantes, eso no es humano ni es cristiano… Quien maltrata al migrante, más cuando tiene que hacerlo por necesidad, no actúa con humanismo”.