web analytics

AMLO niega que redadas en EU violen acuerdo migratorio

México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aclaró que no se tienen casos de mexicanos deportados de Estados Unidos y aseguró que las redadas implementadas contra los migrantes irregulares no violan el acuerdo firmado con México en materia migratoria.

“Se habla de que son 1,800 mexicanos en general que están siendo juzgados en Estados Unidos y que ellos son los posibles migrantes que regresen a nuestro país y estamos pendientes apoyándolos y en caso de que se diera esa deportación estamos listos para darles oportunidades”, aclaró López Obrador en su conferencia mañanera.

Al ser cuestionado sobre si las redadas implementadas en Estados Unidos violan el acuerdo llegado con México, López Obrador dijo que es “otra cosa” e indicó que el papel de su administración es acompañar a migrantes que ya no fueron beneficiados con el asilo.

El presidente también descartó enviar una nota diplomática por estas razones.

El mandatario mexicano indicó que de acuerdo con los datos que le ha proporcionado su equipo, existe una disminución en el número de deportados o detenidos en la Unión Americana a partir del acuerdo migratorio al que llegaron su gobierno y el de Donald Trump.

“Hay una disminución en el número de deportados y detenidos en Estados Unidos del orden del 30% en relación a lo que sucedía antes del acuerdo”, puntualizó el Ejecutivo federal.

La declaración de López Obrador se dio minutos antes de que el Gobierno de Estados Unidos anunciara que impedirá otorgar el asilo a los inmigrantes que no lo soliciten antes en un “tercer país seguro”.

“Un extranjero que entre o intente entrar en EU a través de la frontera sur después de no haber solicitado protección en un tercer país fuera de sus países de ciudadanía, nacionalidad o de última residencia legal habitual que hubiese transitado en camino a EU no es apto para asilo”, dice la nueva orden publicada por el gobierno de Trump y que entrará en vigor este martes

El domingo, la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, explicó que las “redadas” tienen como objetivo detener a personas migrantes que cuenten con una orden de deportación definitiva, entre los que están quienes hayan cometidos actos criminales o fraude en sus trámites de asilo.

En otro tema, López Obrador comentó que se les ha dado empleo a 1,200 migrantes centroamericanos, la mitad de ellos en la frontera norte y la otra parte en el sur de México.

“Están trabajando cerca de 1,200 migrantes. La mitad en la frontera sur y la mitad en la frontera norte”, precisó el presidente mexicano.

Fuente: Expansión