web analytics

Lo más destacado de “La mañanera”

0
188

México.- En su conferencia de prensa matutina de este martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado sobre los siguientes temas:

  • Está en proceso de venta el avión presidencial, ya está en la fase final. Se presentaron seis propuestas y la ONU, que está acompañando, está decidiendo sobre la mejor oferta”, informó el Ejecutivo.

Agregó que se espera que esta misma semana se concrete la operación, sin embargo, señaló que no se pueden revelar los montos que se han ofrecido por la aeronave, porque es un proceso de licitación .

Indicó que antes de llevar a cabo la licitación, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hizo avalúos, para que sirvieran de referencia y se aceptaran propuestas, por lo que una vez que se pueda informará al respecto.

“Se hacen investigaciones sobre los compradores y la honorabilidad de las personas y empresas que quieren adquirir el avión. No es un asunto tan simple”, comentó el mandatario federal por lo que si mañana la ONU decide que hay una buena oferta y se acepta, se realizará la venta de esa aeronave.

  • López Obrador afirmó que si bien ha disminuido la incidencia de homicidios en todo el país en los últimos días, hay 10 entidades de la República que “alteran” el promedio de este ilícito.

Por ejemplo, el reporte es que hubo 68 homicidios ayer; bajó porque bajaron los homicidios en esos estados, entre ellos Guanajuato, Jalisco, Baja California, Estado de México y Veracruz.

En el caso específico de Tijuana, reconoció que hay un repunte de inseguridad, “el reporte que tengo es que hoy se registraron dos homicidios” en esa ciudad fronteriza.

Ante este panorama, el primer mandatario indicó que se espera la integración de más elementos de la Guardia Nacional, pues la atención depende mucho del número que se tenga, “estamos reclutando, capacitando elementos para tener más presencia” en el país y enfrentar este problema.

  • Al ser cuestionado respecto a que Arturo Alcalde, padre de la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, es el abogado del líder de los trabajadores de Pemex, Carlos Romero Deschamps, el Ejecutivo federal dijo que, a reserva de que se confirme dicha información, no se permitirán privilegios en su gobierno y que se acabó la impunidad.

Aseguró que los contratos laborales “son sagrados”, por lo que todo lo que por ley le corresponde a los trabajadores se tiene que respetar.

Tras señalar que carece de información respecto, sostuvo que no va a haber acuerdos extralegales o debajo de la mesa y que no se va a entregar dinero a líderes sindicales porque no hay ya “ningún privilegio para dirigentes”.

Comentó que actualmente se revisa el contrato colectivo de trabajo de Petróleos Mexicanos (Pemex) con el sindicato y señaló que la indicación al director de la empresa productiva del Estado, Octavio Romero, es que todo se ajuste a lo legal y con austeridad.

“No tiene por qué impedirse la toma de nota, en todos los casos los tiene que hacer, le voy a pedir que me informe porque hay un derecho, no es asunto ilegal, hay libertad de asociación y libertad sindical”, puntualizó.

  • El Ejecutivo reiteró que su gobierno apuesta por atender las causas de la delincuencia para que no siga aumentando el número de personas en las cárceles del país, y expresó su rechazo a las llamadas “narcoseries”.

“No me gustan las cárceles, por eso pienso que es mejor prevenir, es mejor atender las causas que originan la inseguridad y la violencia, que haya empleo, bienestar, felicidad, posibilidad de estudiar, trabajar”, señaló.

“Construir escuelas en lugar de cárceles no solo es humano, es hasta más barato. Me tocó cuando fui jefe de gobierno construir dos reclusorios (…), pero me hubiese gustado más usar esos fondos para seguir construyendo preparatorias, universidades”, agregó el mandatario.

Sobre las series de televisión relacionadas con el narcotráfico, aclaró que no pretende censurar, sino resaltar que no todo es como en ese “mundo ideal, de fantasía”, con dinero, mansiones, albercas, autos de lujo”.

Resaltó que ante este panorama, ya el Gobierno, a través del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, becó a cerca de 700 mil jóvenes para que estudien. Aunado a ello, se les está atendiendo con programas de prevención de drogas y de embarazos.

  • Al ser cuestionado sobre su “imparable” ritmo de trabajo, López Obrador dijo estar al cien, “muy bien de salud” y que su única angustia es el tiempo que tendrá para concretar la transformación del país.

“Estoy muy bien, estoy al cien. Tengo el compromiso de consagrarme a esta causa mientras viva”, expresó al detallar que todos los días le toman muestras de sangre a las cinco de la mañana; “hasta les puedo dar los resultados de los análisis”, dijo.

Agregó que cuando puede se “escapa” al béisbol, “estoy muy a gusto y feliz de estar sirviendo a mi patria y de estar encabezando un movimiento de transformación”, con el apoyo de la gente para “empujar el elefante reumático que es el gobierno y que ya está dando sus primeros pasos”.

Refirió que además de que es cuidadoso con la alimentación, consume diariamente todos sus medicamentos, “es como un coctel diario”, para estar tranquilo y realizar todas las actividades.

  • El titular del Ejecutivo anunció que será el próximo jueves cuando se haga público el estudio de impacto ambiental para la construcción del aeropuerto de Santa Lucía.

Reiteró que el proyecto para dicha terminal aérea sigue adelante pese a la “lluvia de amparos” presentados en su contra.

“El jueves se publica el manifiesto de impacto ambiental de Santa Lucía”, informó al mandatario tras reiterar que la obra deberá estar lista en dos años y medio.

  • Una vez más, el presidente López Obrador reiteró que no utilizará guardaespaldas para resguardar su seguridad, “la gente me cuida, hay algunos que se pasan, que me apachurran, pero por lo general hay mucho respeto, hasta de quienes están inconformes porque se están cambiando las reglas y van a manifestarse en contra pero son respetuosos”, señaló.

Refirió que lo sucedido en Ciudad Valles, San Luis Potosí, donde el sábado pasado realizó una visita de trabajo y manifestantes irrumpieron en el hotel donde pernoctó, el Ejecutivo federal dijo que ese fue “algo excepcional” también hay respeto y “no me he sentido nunca agredido”.

  • La salida del director del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Gonzalo Hernández Licona, no se debió a su texto donde crítica al tema de la austeridad, sino porque ya había terminado su ciclo, afirmó López Obrador.

En conferencia de prensa, el mandatario refirió que la decisión de su salida se tomó hace aproximadamente un mes, luego de que la secretaria del Bienestar le planteó que consideraba que ya era tiempo de que se dieran los cambios en ese Consejo, “le dije que sí, que lo fuese viendo”.

López Obrador agregó que Hernández Licona era el único director que había estado desde la creación del Coneval -hace 13 años- y afirmó que el que lo sustituye, José Nabor Cruz, es un profesional, un académico, confiable y preparado.

  • Respecto a la nueva baja en la expectativa de crecimiento para México de 0.9, por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), López Obrador reiteró que sostiene su estimación del 2 por ciento para este año.

“No les tengo mucha confianza a esos organismos, ellos fueron los que impusieron la política neoliberal. Todos ellos deberían ofrecer disculpas al pueblo de México y hacer autocrítica”, señaló al enumerar las “políticas dañinas” del FMI.

“Deberían decir ‘lo que propusimos resultó un fracaso y causamos un grave daño a los mexicanos porque dijimos que con la privatización iba a haber crecimiento y empleo (…), que había que disminuir al Estado y apostar al mercado, que la globalidad era la panacea y con las reformas estructurales, válgame Dios, iba a llegar la felicidad para el pueblo'”, expresó.

Sin embargo, afirmó que “nada de eso ocurrió, al contrario, la política neoliberal terminó en aumento de impuestos, paralización de la economía, en quitarle derechos a los trabajadores, afectar la dignidad de los maestros, dejarnos sin médicos por el afán de privatizar la educación, caída en la producción petrolera, más dependencia en la compra de combustibles”.

Agregó que las “recetas” del FMI provocaron que se desataran la violencia y la inseguridad y cuestionó: “¿cómo van a estar ahí opinando?, ¿qué autoridad moral tienen?, con todo respeto”.

El jefe del Ejecutivo aclaró que México no va a renunciar a esos organismos, porque “formamos parte del sistema financiero mundial, pero no quiere decir que no sepamos lo que han significado sus políticas”.

“Ahora ellos ya no van a decidir sobre la agenda de México, eso se terminó ya”, advirtió tras invitar “a los expertos del FMI, a los expertos, a los tecnócratas, a los nostálgicos del neoliberalismo, a que veamos si es lo mismo crecimiento que desarrollo”.

En su opinión, crecimiento es que se genere riqueza, pero “puede ser que ese crecimiento signifique solo acumulación de riqueza en unos cuantos”, pues acusó que en el “periodo neoliberal” México llegó a ser el cuarto país con más multimillonarios, mientras crecía la desigualdad.