web analytics

Fernando A. Mora Guillén*.

  • La incertidumbre económica.
  • Plan B para el Aeropuerto.
  • Los retrasos en el campo mexicano.

 Las generaciones entre mediados de los sesentas y setentas que hoy llevan encima la carga de activar la economía y elevar el crecimiento de nuestro país, a la que pertenezco, hemos sorteado con el eterno fantasma de la paridad cambiaria. Nos ha tocado desde administrar “la abundancia” hasta las crisis más severas 1976, 1981, 1985, 1993 (nuevo peso), 1994 (error de diciembre), 1998 (udis en hipotecas), 1999, 2008-2009 (crisis hipotecaria en Estados Unidos), 2014 y 2017-2018 con altas y bajas.

Ahora nos enfrentamos a una nueva amenaza, ante una serie de restricciones al presupuesto y una orientación popular de las políticas públicas. Hemos vivido buenos y no tan buenos momentos, pero hemos sabido encontrar las oportunidades en las crisis y salir adelante de situaciones realmente adversas. Hacia adelante estamos preparados para lidiar de nueva cuenta con bajas en el índice de crecimiento, reducción en el empleo y otras variables que ya nos amenazan.

Surge la incógnita de qué pasará si el plan económico planteado por Andrés Manuel López Obrador no funciona y, en el corto plazo, se presenta una nueva devaluación, así como los fondos de inversión deciden retirarse de nuestro país. En fin, que una vez más observamos un panorama complejo, que nos lleva a poca o nula actividad económica, carteras vencidas por varios meses y retrasos en los negocios; avizoramos de nueva cuenta un panorama adverso que deberemos resolver por el bien de nuestro país y por el bienestar de nuestras familias.

En este escenario, es conveniente destacar que los mexicanos somos gente de trabajo y lucha, que sabemos sortear las crisis y las tempestades, que una vez más habremos de salir airosos de la situación.

Tómelo con Interés.- Esta semana se dio a conocer que, ante la posibilidad de que el proyecto de construcción del aeropuerto de Santa Lucía pudiera diferirse por las suspensiones promovidas por distintos actores, el Gobierno Federal tiene como alternativa la ampliación del Aeropuerto Internacional Benito Juárez, en el que se podrían llegar a construir dos nuevas terminales, una en lo que fue el Hangar Presidencial y la segunda en el área de Aviación General.

La gran incógnita es cómo lograr el aterrizaje de más aviones, para que una o dos nuevas terminales den servicio a la Ciudad de México. Sin lugar a dudas, el frenar el proyecto aeroportuario de la Ciudad de México se traduciría en rezagos en el desarrollo de negocios; así como en el sector turístico nacional.

Tómelo con Atención.- En las últimas semanas, agricultores de distintos estados de la República se han manifestado y bloquean carreteras ante el retraso en la distribución de los apoyos para el campo mexicano. No se trata sólo del problema por la no entrega de fertilizantes que ha generado el cierre de la Autopista del Sol en Guerrero, ante la “falta de un padrón confiable de beneficiarios”.

Al día de hoy, y ya con la temporada de lluvias en todo el territorio, las autoridades no han determinado los precios de garantía para caña de azúcar, jitomate o aguacate, entre muchos otros productos, por lo que ahora los productores se cuestionan ¿en dónde se han ejercido el 70% de los programas que la semana pasada anunció el Presidente Andrés Manuel López Obrador?

*Twitter: @Fernando_MoraG

*Facebook: Fernando Antonio Mora

*Maestro en Comunicación Institucional por la Universidad Panamericana.

*Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

*Presidente de la Fundación Fernando Mora Gómez por la Libertad de Expresión.