web analytics

Serpientes de fuego en el Metro CDMX

0
580

Rubén Cortés.

Desde ayer los habitantes de la CDMX son protegidos, en los pasillos del Metro y puentes externos de acceso, por fusiles FX-05 (conocidos como serpiente de fuego) del calibre 5.56 mm, que son capaces de traspasar blindajes vehiculares y chalecos antibalas.

La instalación de los soldados de la Guardia Nacional en el Metro capitalino, con sus armas de reglamento y revisando mochilas y maletas de los usuarios, coincide con el informe del Semáforo Delictivo, según el cual los cárteles de la droga ganaron terreno en la CDMX de enero a junio.

El primer semestre registró dos mil 576 delitos relacionados con el crimen organizado. Tan sólo en junio fueron 531 incidentes. Aunque no se trata sólo del narcotráfico y el narcomenudeo: la inseguridad en la capital se extiende a casi todos los ámbitos de la vida diaria.

Por ejemplo, la CDMX ocupa el primer lugar del país en la lista de llamadas al 911 para denunciar violación de mujeres, con 369: es decir, tres llamadas diarias, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Las alcaldías Gustavo A. Madero (4) Azcapotzalco (3), Iztapalapa (3), Tlalpan (2), Xochimilco (2), Álvaro Obregón (1), Benito Juárez (1), Cuauhtémoc (1) y Venustiano Carranza (1) figuran en el ranking de los 100 municipios con más feminicidios de enero a junio, en el país.

A la vez, los empresarios de la capital sufrieron pérdidas por robo, asaltos y extorsión, 154 negocios por día en los primeros seis meses. Es decir: 32 mil 738 establecimientos, una cifra que es superior en 23.5 por ciento en relación con el mismo periodo del año pasado.

Según la Coparmex, en la CDMX roban con fuerza (empleo de armas, agresiones y tiroteos) siete negocios por hora, lo cual es la cifra más elevada desde 2016 y coloca a la capital en el primer lugar nacional de ese delito.

Vamos: hasta la Cámara de Diputados muestra alarma y “más profunda preocupación, porque en el primer semestre de este gobierno han aumentado los índices delictivos en la mayoría de los casos, en comparación con las últimas cifras del gobierno anterior”.

Pero más alarmados están los ciudadanos, quienes han gastado este año más de 7 mil millones de pesos en instalar dentro y fuera de sus casas sistemas de videovigilancia que pueden monitorear desde sus teléfonos celulares, bardas de hierro, contratos de empresas de seguridad.

El costo de la criminalidad en la CDMX es de más de 32 mil millones de pesos, que son el doble del presupuesto que recibió el INE para realizar los procesos electorales ordinarios en Aguascalientes, Baja California, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas y el extraordinario en Puebla.

Aunque, es de esperar que este calvario acabe con la presencia de las serpientes de fuego en nuestras calles.

Seguro.