¡La ciudad del robo!

Raúl Flores Martínez.

Hasta dónde se debe de llegar en la Ciudad de México para darse cuenta que cada día que pasa la llamada selva de concreto se está quedando sin ley; una ley que solo el crimen organizado local puede aplicar bajo la complacencia de las autoridades encargadas de la seguridad.

Las organizaciones delictivas en la capital del país han pactado, un respiro para los capitalinos que ya no nos sorprendemos cuando nos enteramos de uno o dos ejecutados; ahora la cifra debe de ser de más de cinco para poder asombrarnos.

Lo que sí nos sorprende es tanta verborrea de las autoridades que juran, prometen y prometen que se lucha contra la delincuencia, una delincuencia desbordada, pero no hablo de esa delincuencia que roba miles de pesos; sino esa delincuencia centavera del transporte púbico, del metro que acribillas y somete a todos los trabajadores que deben perder tres horas en el tráfico para llegar a su fuente de empleo.

Esos raterillos de barrio que su principal botín son los teléfonos celulares y los 100, 200 o 500 pesos máximo que se pueden traer en la bolsa en la actualidad al salir a la calle. Esto lo escribo porque me sorprendió leer un estudio que realizo el Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado de la República llamado “Robo en motos, preocupación de las grandes urbes”.

Este estudio revela que, en los últimos cinco años se tiene el registro de 120 mil motocicletas robadas a escala nacional. Los estados con mayor número de motocicletas robadas fueron: Estado de México, con 7 mil 85; Jalisco, con 3 mil 753; Tabasco, con 2 mil 699; Michoacán, con 2 mil 131; Ciudad de México, con mil 968 y Sinaloa, con mil 886.

El robo de motocicletas con violencia es alto en Puebla, Sinaloa, Ciudad de México, Estado de México, Michoacán, Jalisco y Chiapas. Tan sólo entre enero y abril de 2019, se denunciaron 12 mil 429 motos robadas a nivel nacional, mucha de las cuales son utilizados por los propios delincuentes para cometer otros ilícitos.

Lo que debe de llamar la atención, sobre todo de estas autoridades de la cuarta transformación, es que aún dándoles la ubicación exacta de los robos a toda hora del día, no se hace nada para detener a los delincuentes.

Aquí las zonas de mayor incidencia de robo en motocicleta o motoneta.

1.- Circuito Interior-Río Churubusco y Eje 6 Sur, en Iztapalapa, aquí es común el asalto a automovilistas.

2.- Avenida Jalisco a la altura de Viaducto Miguel Alemán, la actividad más frecuente aquí es el robo a automovilistas.

3.- Constituyentes y Observatorio a la altura del Panteón de Dolores, se registra robo a automovilistas por bandas de menores entre 14 y 17 años, conocidos como “Los Diablitos”.

4.- Avenida Camino Real a Toluca esquina con Canario, colonia Bellavista, se registra robo a transporte público.

5.-Avenida Vidal Alcocer esquina Eje 1 Norte, los delincuentes aprovechan el tráfico para asaltar a automovilistas.

6.- Eje 4 Oriente esquina con Canal de Tezontle, Marina Nacional y Laguna de Términos, en la colonia Anáhuac, se registra robo a automovilistas.

7.- Periférico, esquina Barranca del Muerto, asaltos en hora pico, principalmente los días de quincena.

8.- Revolución y Calle 4, cerca de la Línea 7 del Metro.

Algunos de los que vivimos en la CDMX pasamos por estos lugares y no hemos visto algún operativo o cinturón de seguridad para detener a estos raterillos de poca monta que se envalentonan con sus pistolas, que al quitárselas lloran como Magdalenas. Esperemos que la Guardia Nacional haga lago en la capital del país, de lo contrario, estaremos en el mismo escenario de las promesas incumplidas.