web analytics

Llama comisionado del INAI a indagar desvíos más allá de Robles

México.- La aplicación de la justicia en el caso de los desvíos durante el sexenio pasado, no solo debe quedarse en la ex titular de la Sedesol y de la Sedatu, Rosario Robles Berlanga, a quien ya se le dictó presión preventiva, sino que ir hasta las “últimas consecuencias”, consideró Joel Salas Suárez, comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Entrevistado en un conferencia del prensa realizada por el colectivo #MovilidadSinLi?mite, indicó que debió existir una red que hizo posible el presunto mal uso de recursos públicos, que incluyó a otros funcionarios.

“Que no se quede sólo en Rosario Robles, quienes más en torno a ella hicieron posible que esto sucediera, desde funcionarios hasta personas que formaron parte del inicio a privada. Y poner en el centro de la discusión quien autorizó eso en las universidades, porque las universidades fueron clave fundamental de este proceso. Hay que llevar la lupa hacia los distintos lugares para que haya consecuencias en todos los que hicieron posible que esto sucediera”.

“No nos quedemos solo con una persona lo que importa es desarticular las redes, de nada sirve quedarnos en el viejo esquema de la Quina, en donde solo iban por una cabeza, y ya se decía que estábamos desmantelando la corrupción. Hay que ir hasta las últimas consecuencias, de todas las personas que estuvieron involucradas tanto servidores públicos, como notarios abogados e iniciativa privada”.

Descartó que la acusación contra Robles sea un logro de la actual administración, porque dijo que aunque el “control de la corrupción” está en el discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador, debe sustentarse con hechos y políticas. Además de que cada sexenio tiene su caso bandera.

“Es un tema constante en el discurso del titular del Ejecutivo Federal, pero ese discurso se tiene que convertir en hechos, y en eso creo que no tenemos nada claro, porque por ejemplo no hay una política nacional anticorrupción que está pendiente en entrar en sistema nacional anticorrupción y en este proceso ya están los formatos, pero falta la política”.

Recordó que “en el sexenio anterior tuvimos caso Elba Esther. Cada gobierno trata de tener un caso paradigmático que permita generar esta ilusión y esta esperanza de que ahora sí se está combatiendo, no nos quedemos en eso vayamos a fondo démosle seguimiento”.

Destacó la importancia del INAI en la develación de casos como el actual.

“Lo que está pasando hoy con la ex secretaria es producto de esto, una trama que se deshace gracias a solicitudes de acceso a la información, y que se escribe de manera magistral por colegas de ustedes. La Fiscalía de la República lo toma como información directa, el mismo caso para Duarte, y estamos en la situación que nos encontramos hoy. Es uno de múltiples casos, ahora por el grado de relevancia de la ex servidora pública, pues está muy en la mira mediática, pero son cientos de casos los que gracias al acceso a la información hoy se encuentran en la mira de la opinión pública”.

La Jornada