web analytics

Claudia Sheinbaum y Jesús Orta: delincuentes solapando delincuentes

Ciudad de México.- En el ámbito del Derecho Penal, se dice que una persona incurre en un delito de comisión por omisión cuando teniendo la obligación legal de preservar, resguardar, proteger y defender ciertos bienes jurídicos, debido al incumplimiento de dicha obligación tales bienes jurídicos sufren daño, menoscabo o pérdida.

Pues bien, éste es el caso de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y del Secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta Martínez, ya que el pasado viernes 16 de agosto incurrieron en delitos de comisión por omisión al no haber ejercido las obligaciones que la ley establece en beneficio de los ciudadanos y de los bienes de la Ciudad de México.

Como ya todos sabemos, el viernes 16 de agosto sectas feministas se dedicaron a cometer actos vandálicos a diestra y siniestra, en “protesta” por las supuestas violaciones sexuales cometidas por agentes policíacos.

La verdad es que dos de estos casos ya están siendo investigados, por lo cual los supuestos violadores ya se hallan en prisión preventiva, mientras el caso más emblemático (“violación de Azcapotzalco”) se está cayendo porque todo apunta a que la supuesta víctima mintió en su declaración inicial.

Como sea, la compleja justicia penal debe seguir su curso y, más allá de esto, por supuesto que resulta improcedente, lógica y jurídicamente, exigir justicia desde la injusticia. Resulta una contradicción que se ejerzan acciones delictivas para exigir que impere el Estado de Derecho y la cultura de la legalidad. Fue esto precisamente lo que sucedió en la Ciudad de México el pasado viernes 16 de agosto.

A la vista de autoridades capitalinas (Claudia Sheinbaum y Jesús Orta) fueron cometidos, al menos, los siguientes delitos:

Del fuero común:

  • Lesiones (artículo 130 del Código Penal para el Distrito Federal).
  • Daño a la propiedad (artículos 239-241 del Código Penal para el Distrito Federal).
  • Ultrajes a la autoridad (artículo 287 del Código Penal para el Distrito Federal).
  • Ejercicio ilegal del propio derecho (artículo 287 del Código Penal para el Distrito Federal).
  • Ataque a las vías de comunicación (artículo 331 del Código Penal para el Distrito Federal).

Del fuero federal:

  • Daño a monumento artístico (artículo 52 de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arquelógicos, Artísticos e Históricos).

Varios de estos delitos son de oficio, por lo que las autoridades tuvieron que denunciar de inmediato y actuar en consecuencia. Y, en el caso de delitos por querella, la autoridad policíaca resultaba fundamental para atestiguar a favor de las víctimas.

Así, pues, debe quedarnos claro que la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y el Secretario de Seguridad Ciudadaba, Jesús Orta Martínez, incurrieron en delitos de comisión por omisión al haber permito que diversas personas hayan delinquido en sus narices, a la vista de todos, sin proceder a detener a quienes quebrantaron la ley en flagrancia y con la agravante de haber actuado en pandilla.

Debe quedarnos claro, pues, que Claudia Sheinbaum y Jesús Orta Martínez son un par de delincuentes que fingen mantener el orden de la Ciudad de México.

Con el gobierno capitalino de MORENA, pues, no esperemos que mejoren las condiciones de seguridad pública en la Ciudad de México, sino al contrario: se agravarán.

Claudia Sheinbaum y Jesús Orta Martínez son un par de delincuentes solapando delincuentes. Así de simple…

CABL para El Arsenal