web analytics

Quintana Roo y las temidas llamas de los feminicidios

0
427

Miryam Gomezcésar.

Las paradojas de la vida en el mundo absurdo lleno de contradicciones, mientras el Amazonas, uno de los pulmones más importantes del mundo y tal vez el más del continente americano, que vive la conflagración más terrible de su historia para asombro y preocupación de la mayoría de los líderes americanos, europeos y asiáticos que intentan hacer algo y lo proponen, el presidente brasileño Jair Bolsonaro alega carecer  de recursos para extinguirlo pese a que, aseguran, el incendio fue intencional y fue iniciado en su país.

Imperativo es no dejar el tema porque la Amazonia es de suma importancia para la humanidad, su preservación para el medioambiente es vital por lo que los líderes mundiales consideran urgente hacer algo para apagarlo, rescatar y conservar su biodiversidad por la extensión que abarca y lo que representa también para las etnias que ahí habitan, a pesar de Bolsonaro, todos quieren cooperar.

En México hubo varios conatos que llamaron la atención porque terminaron por disipar el sueño futurista de algunos cuando el enredo entre morenos por la presidencia del Senado de la República sacó chispas pero usaron pronto el extinguidor presidencial y… ¡caso resuelto!

Aunque los reflectores se concentran en la presidencia, en los medios de comunicación también hubo fuego por aquello de la austeridad que causa tantas molestias a sus dueños: ¿Y ‘ora cómo hacemos?

Correr empleados, repetir series, producir con poca inversión sin implicar mejorar los contenidos de su programación, es lo más sencillo. Hicieron ajustes y los primeros en salir (dicen que hay fila) han sido aquellos que lograron tener un público cautivo, los mismos que los dueños optaron por ser los primeros en cercenar de la nómina, optar por cortar el hilo más delgado de la madeja, como ha sucedido tantas veces.

Esa trama policíaca de aquella fría mañana del 9 de diciembre del 2005, que rumbo a Cuernavaca, se efectuaba aquél inolvidable operativo ¡Sorpresa, ya los cachamos!, con los elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI), en el rancho Las Chinitas a donde llegaron para liberar a varios rehenes que el grupo criminal de Los Zodiaco tenía cautivos.

Ante el morbo colectivo, la publicidad no paraba de llegar, las empresas pedían la inclusión de sus comerciales durante la intrincada trama que transmitía segundo a segundo el perverso suceso policíaco en el noticiero matutino Primero Noticias de su principal frecuencia televisiva llamada El Canal de las Estrellas y el malora infelizaje moteara como El Canal donde te Estrellas.

Tratado como asombroso y espectacular golpe a la industria del secuestro, el episodio derivó, por obra y gracia de la intervención diplomática galesa, en una nueva revisión del caso, sustentó una inesperada sentencia que a la mayoría tomó por sorpresa cuando fue excarcelada la francesa Florece Cassez, en ese entonces ex novia de Israel Vallarta Cisneros, uno de los presuntos captores aún preso.

Juzgada y  sentenciada a 60 años de prisión por secuestro y delincuencia organizada, tras un largo litigio y la nueva revisión de su expediente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con tres votos a favor y dos en contra determinó la libertad de Florece Cassez, por alteración al debido proceso con un proyecto elaborado y presentado por la entonces magistrado Dra. Olga Sánchez Cordero, hoy Secretaria de Gobernación.

Sin mediar una voz que frenara las duras críticas que su determinación significaba para la audiencia, éstas ocasionaron un deterioro inevitable de la imagen de la SCJN. Sin alguien se detuviera a explicar, los juzgadores se mantuvieron distantes mientras el público, decepcionado, despotricaba sin exigir  aclaración ni a la televisora y ni al reportero al que aplaudió su valentía y arrojo que más tarde sería un estigma y de paso, también manchaba al solitario periodismo serio en un momento especial en que la popularidad era sinónimo de ser una luminosa estrella, hasta que la verdad se impuso y el gobierno cerró la llave de los excesos.

Y como en todo, el tema de la manifestación realizada el pasado viernes en la Ciudad de México, por el caso de los elementos de la policía denunciados por violación a una jovencita finalmente fue mezclado con el de la violencia a las mujeres y, como en todas las marchas sucede, aunque fue manipulado y criticado, logró trascender y permanecer en el debate nacional pese a ser desvirtuada de su objetivo original, se habló de los feminicidios, sin olvidar que en el país todos los días mueren asesinadas entre 9 y 10 mujeres, la mayoría con niveles de brutales de violencia.

Con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2017 en el estado de Quintana Roo habitaban 1, 664, 667 personas. En el censo poblacional realizado en el 2010 por el mismo organismo, registran un total de 652, 358 mujeres.

Existen diferencias entre esa cifra y la del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SENSP), que en su publicación tiene registradas únicamente 432, 007 mujeres y, de ese global, los delitos de feminicidios confirmados de enero a junio del 2019 en Quintana Roo, por cada 100 mil mujeres, dice que es de 0.93% (cuatro casos aproximadamente).

En este sentido y por su reclasificación, las cifras no coinciden con las del gobierno del estado que sistemáticamente se ha negado a reconocer como feminicidios los crímenes sucedidos en este polo turístico pese a que las características coinciden con las publicadas por el SESNSP para su inclusión:

-Presentar signos de violencia sexual de cualquier tipo. -Que a la víctima le hayan infringido lesiones infamantes, degradantes o mutilaciones, previas o posteriores a la privación de la vida. -Que existan datos que establezcan que se han cometido amenazas, acoso, violencia o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima. -Que el cuerpo de la víctima sea expuesto, depositado  o arrojado en lugar público. -La víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a su fallecimiento.

El Fiscal General del Estado de Quintana Roo, Lic. Óscar Montes de Oca, reconoce diez casos catalogados como feminicidios “Tenemos diez feminicidios en lo que va del año en todo el estado. Desde luego que están investigando y también ya giramos una orden de aprehensión para tratar de detener a las personas. Tenemos un índice muy bajo de feminicidios.

“Desafortunadamente uno cuenta, uno lastima la sociedad, uno quebranta a las familias, pero en el caso de Veracruz tenemos ciento y tantos en lo que va del año, entonces no podemos tener un comparativo de esa naturaleza. La principal fortaleza que tenemos es la consolidación del centro de asistencia para mujeres que, esperemos ya dentro de un mes esté conformado como lo marca la norma.

“Es un índice bajo, somos de los estados que más bajo presentamos feminicidios. Reitero, con uno solo nos afecta a todos”, dijo a la prensa local el día de ayer, su declaración es lamentable por la comparación que hace, si consideramos la cantidad de población que habita en tierras jarochas (alrededor de ocho millones de personas) con la que radica en Quintana Roo, de poco más de millón y medio, resulta inverosímil. Aunque han ocurrido otros crímenes con señales de violencia y que los restos han sido ubicados en su mayoría en la vía pública, lo que coincide con lo descrito para catalogarse como feminicidio, el gobierno se niega a reconocerlos.

Un verdadero infierno resulta el tema, de sumo cuidado, que está cobrando fuerza por el aumento de jóvenes, niñas y personas adultas asesinadas con extrema violencia en Quintana Roo. Hay cifras escalofriantes que hablan de alrededor de 30 feminicidios sucedidos en lo que va del año, aunque no han sido considerados como tales, tienen las mismas características según los informativos locales, pero los hechos no empatan con las cifras presentadas en el reporte del SESNP.

Lo anterior debería preocupar a los involucrados en la seguridad, ya sean federales, estatales o municipales porque, por su recurrencia y el activismo de mujeres que luchan en defensa de sus derechos y del de todas las mujeres, es cada vez más visible en el país y su “contagio” permea en la comunidad que presencia la falta de acciones preventivas y de políticas públicas dirigidas a su protección, que respondan a las peculiaridades sociales de Quintana Roo.

Así, aunque el plazo comprometido para dar buenos resultados casi concluye,  Jesús Alberto Capella Ibarra, como responsable de la Seguridad Pública, insiste que con los rondines del aparato operativo, con esos llamativos patrullajes donde los elementos uniformados con fornituras lustrosas y vehículos nuevos transitan por calles y avenidas para ahuyentar a la delincuencia, ésta ni disminuye ni se amedrenta. Las cifras no mienten.

¿Cómo convencer a los temerosos quintanarroenses que viven azorados por el acoso del hampa de que con esos operativos al fin su suerte cambiará cuando, pese al poder inconmensurable que le otorgó el Gobernador Carlos Joaquín González, Capella Ibarra se aferra aunque la situación continúa idéntica, por no decir que empeora?

Fuentes:

https://drive.google.com/file/d/15E9SyCAYgAhFJm01HiV8WyN5LHe-qxHW/view

https://www.inegi.org.mx/app/indicadores/?t=02000010&ag=07000023#D020000100020#divFV1002000001

https://www.google.com/maps/d/u/0/viewer?mid=174IjBzP-fl_6wpRHg5pkGSj2egE&ll=23.94298335987283%2C-101.9008685&z=5