web analytics

Mireles llama pirujas a las mujeres y luego se arrepiente

México.- El subdelegado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Michoacán, José Manuel Mireles Valverde, acaparó reflectores, y rechazo colectivo, este miércoles al llamar pirujas a las parejas de los derechohabientes del organismo de salud pública federal.

En un acto público del Instituto en Apatzingán, les acusó de pagar bajas cuotas y demandar atención médica para tratamientos de enfermedades crónicas más costosas.

El ex autodefensa, y médico militar de profesión, puso como ejemplo el caso de un paciente que necesita hemodiálisis, cuyo tratamiento fuera del ISSSTE cuesta alrededor de mil 200 pesos y solo aportan a la institución de salud con las cuotas los empleados federales de 490 pesos, según Mireles Valverde.

Si afuera les cuesta mil 200 y aquí están pagando 490 al mes, al mes, y aparte de atender a este señor con hemodiálisis tenemos que atender a toda su familia, y tenemos que atender a la primera, yo le digo de otra manera porque soy terracalenteño, hay que atender a la primera piruja, a la segunda piruja, a la tercera, a la cuarta y hasta la quinta, señaló.

El exvocero de las autodefensas aseguró que los derechohabientes no solo piden atención para ellos, sus concubinas y descendientes, también para los novios de los hijos.

La disculpa

Horas más tarde, en un video compartido en su cuenta personal de Twitter, el Subdelegado ofreció una disculpa pública por los comentariod vertidos horas antes: Es una de mis formas de hablar, muy erróneamente, y sí se me escapan algunas veces los malos términos, pero nunca ha sido con la intención de ofender a nadie, comenta en la grabación.

Nuestro Instituto está en quiebra y tenemos que vera la forma, todos los michoacanos y todos los mexicanos, de encontrar una solución adecuada, continúa.

Nosotros aceptamos que hemos sido superados por la demanda, debido a que son muy pocos los trabajadores que participan con el ISSSTE económicamente, pero que nos ha rebasado toda la derechohabiencia. Son muchísimos más de lo que se puede aportar, concluye.

El Heraldo de México