web analytics

Lo más destacado de “La Mañanera”

México.- En la conferencia de prensa de este viernes, del presidente Andrés Manuel López Obrador, se dio un reporte sobre el Plan de Desarrollo y Migración, que se presentará el próximo martes en la Casa Blanca.

De esta manera, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrad dio a conocer que entre mayo y agosto disminuyó un 56 por ciento el flujo migratorio hacia Estados Unidos, como resultado de la estrategia implementada por el gobierno mexicano para atender el fenómeno de la migración.

Al presentar un informe de las medidas implementadas del Plan de Desarrollo y Migración, detalló que un total de 25 mil elementos de la Guardia Nacional participan en las acciones de migración y seguridad, y que hasta ahora sólo se han recibido siete quejas ante la CNDH, por lo que se puede considerar un despliegue exitoso y con respeto a los derechos humanos.

Resaltó que se han logrado tres cosas: recudir el flujo migratorio que ponía en tensión la política migratoria mexicana; el respeto a los derechos humanos de los migrantes; y que México da el ejemplo de que con poco dinero se podrían generar empleos en países como El Salvador, Honduras y Guatemala, lo que “es mejor que cualquier otra política” para atender la migración.

Agregó que hasta ahora cuatro mil 300 migrantes han sido integrados al programa Sembrando Vida, y que la FGR ha abierto 778 carpetas de investigación, además de que hay mil 99 imputados por tráfico de personas.

  • El canciller mexicano destacó que México no será tercer país seguro, pues el país cuenta con estrategias propias para atender el fenómeno migratorio. De esta manera también lo refrendó el Senado de la República.

“No queremos aceptarlo porque va en contra de los intereses de México, porque, por qué nosotros nos vamos a hacer cargo de procesar todas las solicitudes de asilo en nuestro territorio de nuestro país. Es injusto, no es equitativo”, acentuó.

  • Luego de la tragedia en El Paso, Texas, la primera batalla de México ha sido que el ataque sea considerado como un acto terrorista, afirmó Ebrard Casaubon, al agregar que la mejor manera de proteger a los mexicanos en Estados Unidos es que se califique así ese hecho.

Indicó que el ataque no es un hecho aislado, “no es una persona”, sino que es parte de una red digital y de personas que piensan de esa manera, por lo que la batalla de México es que sea clasificado como terrorista, y destacó que afortunadamente Estados Unidos ha reconocido que no es hecho menor y “votó a favor”.

Adelantó que la Fiscalía General de la República (FGR) estructura ya la carpeta de investigación en contra de quien perpetró el ataque a ciudadanos mexicanos y estadunidenses en un centro comercial.

  • López Obrador dio a conocer los gatos hechos en la compra de insumos como rastrillos, cepillos, pasta de dientes, gel, cortaúñas y agua de tocador para un vuelo presidencial realizado en octubre de 2017, cuya factura tuvo un costo total de un millón 74 mil 670 pesos.

Refrendó que luego de 36 años de saqueos, abusos, derroche, de usar el presupuesto para beneficio de minorías, hay quienes se aferran al mismo sistema de corrupción y excesos, por lo que “de vez en cuando hay que darles su tenga para que aprenda”.

Al presentar los documentos con los gastos realizados, López Obrador indicó que es muy probable que en este caso y en otras compras que se hacían en el gobierno federal se hayan utilizado facturas falsas, lo mismo que en estados y municipios, pues era una práctica generalizada entre la población, pero “el mal ejemplo lo daba el gobierno”.

De acuerdo con esta información, tan solo en la compra de papel higiénico y detergente neutro el monto total de la factura fue de 216 mil 804 pesos por 470 cajas y 100 galones, respectivamente, el 6 de julio de 2018, en la administración pasada.

Tras señalar que estos asuntos los manejaba el Estado Mayor Presidencial y no tenían la obligación de presentar información y pruebas, solo daban cifras generales, enfatizó que “eso se terminó… se tienen que ir acostumbrando, por eso se tiene que convertir en delito grave la doble facturación y otros mecanismos de evasión de impuestos”.

En ese sentido confió en que el Congreso de la Unión resuelva este asunto de inmediato, ya que la falsificación de facturas creció en los últimos años, “se generalizó para evadir impuestos”, por lo que es necesario que la utilización de éstas sea catalogada como delito grave, al igual que la corrupción, el fraude electoral y el robo de combustible.