web analytics

“Un modelo de negocios como forma de gobernar…”

0
356

Francisco Garfias.

Habla Miguel Barbosa, gobernador de Puebla: “Cuento con información sobre mal uso del recursos públicos en el pasado morenovallista. Muy pronto la daré a conocer. Puebla necesita saber la verdad sobre la enorme corrupción que encontré.

“La forma de gobernar fue un modelo de negocios”, sintetiza el hombre, en una larga plática realizada en Casa Aguayo, un inmueble histórico convertido en oficinas administrativas del gobierno del Estado.

Nos dice más: “No voy a dejar que haya impunidad. Pero tampoco a levantar enaguas para encontrar culpables”.

A Barbosa se le ve bien físicamente. Mucho mejor de lo que esperaba. Es cierto que sólo se levantó de su silla para despedirse, pero la charla fue fluida. Se mostró articulado, pero muy desconfiado. A su oficina no entra nadie con celular. “Grabar es deporte nacional”, justifica.

De vuelta al tema de la corrupción menciona, como ejemplos de las “obras de relumbrón” en la era Moreno Valle: Ciudad Audi, el Museo Barroco, y el Centro de Integración de Servicios (CIS), que consta de tres edificios grandes, donde llegó a despachar el ya fallecido senador del PAN.

El CIS fue financiado con “deuda oculta” que se garantiza con el Impuesto sobre la Nómina. Se pagará a 25 años.

Barbosa hará esta semana el desglose de la deuda de 44 mil millones de pesos que tiene el estado que gobierna.

* * *

–¿No teme que se le reviertan las acusaciones a muertos que ya no se pueden defender? —interrumpimos.

–Ellos ya están muertos, efectivamente. Pero a su alrededor hay personas vivitas y coleando que se enriquecieron impúdicamente. ¿Los dejamos libres si la deben?

Yo no tengo cola que me pisen. Todo lo que dijeron (alrededor de su casa en Coyoacán) fueron mentiras. No las pudieron fundar. Los poderes públicos, federal y estatal, decidieron aniquilarme política y legalmente. El acuerdo de ir contra mi fue del gobierno de Peña y del de Moreno Valle”, remató.

Charlamos sobre el accidente del 24 de diciembre pasado. Pero de eso hablaremos mañana.

* * *

El incremento de más 56.5 por ciento al Presupuesto de la Secretaría de la Función Publica contiene un mensaje muy claro. A remojar barbas políticos y funcionarios públicos se han beneficiado con la corrupción. Van por ellos. Se lo merecen.

Hay que cuidar, sin embargo, que esa Secretaría no se convierta en punta de lanza para aniquilar a la oposición o amedrentar adversarios. Una “cacería de brujas” se le podría revertir a la 4T.

La apuesta pública que hizo el Presidente de que creceríamos al 3 por ciento en el 2020 no la respaldó la Secretaría de Haciende, ni con el esfuerzo de optimismo que hizo en el paquete económico para el año entrante.

La SHCP pronostica un crecimiento de entre 1.5 y 2.5 por ciento en los Criterios de Política Económica lo que, a juicio de los expertos, será muy difícil de alcanzar por la desaceleración económica que se perfila en Estados Unidos.

Y del pronóstico de crecer al 2 por ciento en el 2019 y al 4 por ciento promedio en el sexenio, mejor ni hablamos.

Otro pronóstico difícil de cumplir es el de la plataforma de la producción petrolera: un millón 951 mil barriles de petróleo diario. Andamos por debajo de 1.7 millones en la actualidad.

Hay que reconocer, sin embargo, que desde el punto de vista macro, el paquete 2020 es prudente, mantiene el equilibrio fiscal. Los mercados lo recibieron con tranquilidad. El peso no se movió.

* * *

Martí Batres sangra por la herida. El reeleccionista de antaño ahora quiere rotar anualmente la presidencia Junta de Coordinación Política en el Senado en manos de su archienemigo, Ricardo Monreal.

Si Morena tiene aproximadamente la mitad de la representación en el pleno del Senado, debe corresponderle dirigir hasta tres años (de los seis que dura el período de los senadores), dijo.

No acaba de digerir su fracaso en el intento de quedarse otro año en la Presidencia de la Mesa Directiva del Senado.

FIN.