web analytics

La ONU busca garantizar la seguridad de los fieles en los lugares de culto

Nueva York.- El Secretario General de las Naciones Unidas lanzó este jueves en la sede de la Organización en Nueva York un Plan de Acción para la Protección de Sitios Religiosos. La guía ofrece recomendaciones a los Estados miembros para garantizar la seguridad de los fieles en los lugares de culto.

Durante la presentación del evento ante los Estados miembros, António Guterres destacó que cuando las personas son víctimas de cualquier ataque relacionado con su religión o creencias, toda la sociedad se ve mermada.

“Los lugares de culto de todo el mundo deben ser refugios seguros para la reflexión y la paz, no lugares de derramamiento de sangre y terror.  Se debe permitir que las personas de todo el mundo sigan y practiquen su fe en paz”, destacó Guterres quien recordó que actualmente nos enfrentamos a un aumento del antisemitismo, la islamofobia, los ataques contra los cristianos y la intolerancia contra otros grupos religiosos.

En posteriores declaraciones a los medios de comunicación, el titular de la ONU afirmó que se debe respetar la libertad religiosa en cualquier circunstancia y que, en el contexto del pleno respeto de dicha libertad, todos los lugares religiosos deben ser protegidos.

Fe y derechos humanos

Guterres explicó que el Plan tiene como punto de partida la Declaración Universal de Derechos Humanos y se fundamenta en siete principios rectores:

  • el respeto para todos los pueblos
  • la responsabilidad de tender puentes de entendimiento mutuo y cooperación
  • la diversidad para aceptar y respetar las diferencias entre los seres humanos
  • el diálogo como una herramienta para comunicarse mejor y comprometerse con el prójimo
  • la solidaridad para apoyarse mutuamente, en especial en tiempos de dolor o angustia
  • permanecer juntos como individuos para responder con unidad a los intentos de dividirnos
  • permanecer juntos para asegurar que la unidad en respuesta a los ataques contra los lugares religiosos sea duradera y potenciada a lo largo del tiempo

El titular de la ONU añadió que el documento se complementa con la Estrategia y Plan de Acción sobre el discurso de odio lanzado el pasado mes de junio que busca coordinar a todo el sistema de las Naciones Unidas en los esfuerzos para abordar las causas fundamentales de la incitación al odio y conseguir una respuesta más eficaz ante ese flagelo.

“La mejor manera de superar la amenaza de la violencia basada en formas inadmisibles de manipulación de la religión y las creencias es uniendo nuestras voces para siempre, contrarrestando los mensajes de odio con mensajes de paz, aceptando la diversidad como una riqueza y no como una amenaza, invirtiendo en la cohesión social y protegiendo los derechos humanos”, destacó.

El Secretario General encargó el pasado 22 de marzo al Alto Representante de la Alianza de Civilizaciones la elaboración del Plan de Acción tras los trágicos atentados terroristas contra dos mezquitas en la localidad neozelandesa de Christchurch.

Con información de la ONU