Alertan que hombres son más propensos para desarrollar linfoma

0
490

México .- Los hombres son más propensos a desarrollar linfoma, que es un tipo de cáncer que se origina en los glóbulos blancos, informó Lluvia Sugey Sosa Quintero, responsable de la clínica de linfomas del Centro Médico Nacional de Occidente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La también especialista en trasplantes, precisó que se ha identificado que algunas infecciones muy específicas como en la mucosidad del estómago o en los pulmones, pueden estar relacionadas con ese padecimiento.

A su vez, el especialista en hematología de dicho Centro, Benjamín Rubio Jurado, alertó que en los últimos años los linfomas son la octava causa de muerte en México.

Indicó que hay dos tipos de linfoma, el Hodking y No Hodking, este último lo presenta 90 por ciento de las personas que padecen esa enfermedad.

“Este tipo de cáncer tiene una sobrevida de aproximadamente 70 por ciento si se detecta” tempranamente, agregó el también jefe de Servicio de Hematología de mencionado hospital, en el marco del Día Mundial del Linfoma conmemorado el 15 de septiembre.

Los dos especialistas detallaron que se debe dar especial atención a ese tipo de cáncer, pues los síntomas, como la inflamación de los ganglios, “suelen ser indoloros y en ocasiones se pueden confundir con malestares comunes como gripa o infecciones leves”.

Fiebre sin señales de infección, “pérdida de peso superior a 10 por ciento en los últimos seis meses y sudoración nocturna”, pueden ser otros de los síntomas, se informó en un comunicado.

El Linfoma de Hodking suele ser menos común y afecta a personas de los grupos de edad entre los 15 y 30 años, y en personas mayores de 50 años con una expectativa de sobrevida de cinco años, estimada en un 80 por ciento.

El linfoma es un tipo de cáncer que se origina en los glóbulos blancos, también conocidos como linfocitos, que forman parte del sistema inmunitario del cuerpo.

Aunque las causas que originan esa enfermedad son, en su mayoría, desconocidas, se han identificado algunos factores de riesgo para desarrollar ese tipo de cáncer, y para detectarlo se debe hacer una biopsia completa, y se extrae el ganglio inflamado para realizar un estudio patológico, a fin de identificar el origen de la inflamación.

Los tratamientos para curar ambos tipos de linfoma incluyen quimioterapia, radiación localizada y trasplante de médula ósea, se puntualizó.

NTX