Ni perdón ni olvido, dicen padres del Rébsamen

Ciudad de México.- Bajo la consigna de “ni perdón ni olvido”, familiares de las víctimas del colegio Enrique Rébsamen celebraron este jueves una misa en memoria de los 19 niños y siete adultos que fallecieron el 19 de septiembre de 2017, tras el sismo que sacudió a la Ciudad de México.

“Estamos en busca de justicia, porque el colegio estaba operando con muchas irregularidades, con mucha negligencia y claro mucha corrupción de las autoridades, no podemos dejar las cosas así y pensar que fue el sismo el que mató a nuestros niños, también lo que mató a nuestro niños fue la corrupción”, dijo Óscar Vargas, papá de Raúl Alexis, de 7 años y estudiante del tercer año.

Aún con el dolor y la culpa que lo ha invadido durante los últimos dos años “por haber llevado a su hijo a la boca del lobo”, Óscar asegura tener sentimientos encontrados.

“Todos los días recuerdo a mi hijo, vivo de las fotos y videos que tengo, pero estar aquí en el colegio que con todo el amor, con toda la confianza y con toda la ingenuidad lo traje para que empezara a crecer y resulta que lo traje a la boca del lobo, son muchas culpas, muchos recuerdos que te traen cuando te paras aquí”.

—¿Para los padres no hay perdón para Miss Mónica (dueña del colegio)?—, se le cuestionó.

—De nosotros no, de nosotros no, pero ya las autoridades se encargarán de castigar a los responsables de todo lo que sucedió aquí—, aseguró.

El servicio religioso se celebró sobre la calzada de Las Brujas, esquina con Rancho Tamboreo, donde se colocaron flores y fotografías de algunos de los niños fallecidos en el colegio Rébsamen. Sobre la barda de madera que se colocó alrededor de la escuela se montaron coronas de flores.

El sacerdote ofreció la homilía y llamó a los padres a otorgar el perdón, sin que ello signifique una omisión en el cumplimento de la ley.

Forbes / David Saúl Vela