web analytics

Revocación de mandato

0
168

Dolores Colín.

Ronda en el escenario político lo que fue una promesa de campaña del presidente López Obrador, la evaluación para que cada dos años el pueblo decida si quiere que él siga siendo Presidente, a través de una revisión de sus discursos, en su recorrer por todo el país, los llamo referéndum, plebiscito o consulta, que en realidad es revocación de mandato. Gran parte de lo que ofreció en campaña tiene que pasar por el Congreso y el debate ya está en el campo de los legisladores. Su aprobación, en el quehacer nacional se ve como una figura altamente discutible, y por ello, ha provocado una fuerte discusión.

El nuevo proyecto de revocación, una vez que Morena aceptó modificar la fecha de la consulta para que no coincidiera con las elecciones federales y locales, se aplicará al Presidente de la República y a gobernadores, será organizada por el INE o los institutos electorales locales, y puede ser solicitada por el Presidente o por el 3% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores, lo que sin duda  cambiará radicalmente el sistema electoral mexicano.

La democracia en México se transforma. Si el pleno del Senado aprueba la revocación de mandato, el presidente López Obrador cumplirá una más de sus promesas de campaña y está seguro que la consulta le será favorable, el dicho “si el pueblo pone, el pueblo quita” en su caso, será una ratificación del pueblo para su gestión. Pero no será lo mismo para los próximos presidentes, ya que podrían perder la consulta y eso nos llevaría a un nuevo proceso electoral que obligaría a los legisladores a poner reglas claras.

Sin embargo, los hombres y mujeres que obtengan victorias en los procesos electorales, en su primer proyecto de gobierno tendrán que preparar una campaña para enfrentar una posible revocación de mandato, que desde el primer día puede ser previsto por sus adversarios políticos.

En estos momentos, la revocación de mandato inyecta incertidumbre al quehacer político y los actores políticos alertan que en nuestro país esto podría convertirse en una máquina electoral.

SUSURROS

1. Hoy en el pleno del Senado, se revisará la renuncia del Ministro Eduardo Medina Mora que fue aceptada por el primer mandatario y que ahora le toca a la Cámara alta aprobar para que se concrete el fin del ciclo en la SCJN.
Mónica Fernández, presidenta del Senado, someterá a votación la renuncia que con la mayoría de Morena será aprobada, ya que solo requiere mayoría simple. Y habrá que esperar en esta semana la terna.

2. El espaldarazo que el presidente López Obrador dio al gobernador de Puebla durante su más reciente visita al estado, lo debe capitalizar para atender los problemas de violencia e inseguridad que enfrenta la entidad y que le fueron heredados. El presidente señaló: “No vamos a dejar solo a Miguel Barbosa, lo va a apoyar el Gobierno federal con todo lo que se necesite, con eso y más, Miguel”.