web analytics

Paradojas de la realidad en tiempos de la 4T

0
437

Francisco Garfias.

El mismo día que el presidente López Obrador llevó a todo su gabinete de seguridad a la mañanera para destacar un “quiebre” favorable a la percepción de seguridad en el país, el Cartel Jalisco Nueva Generación asesinó a 14 policías estatales en el municipio de Aguililla, Michoacán.

La realidad es cruel con la 4T. La violencia no le da tregua a México, ni siquiera con los llamados que se hacen a los sicarios a pensar en sus mamacitas antes de matar.

Esa es la verdad. Lo demás es bla bla bla…

Es cierto que la violencia es un problema heredado de administraciones anteriores. Lo dejaron crecer por miedo, incompetencia, complicidad. Nadie lo discute.

Pero también es cierto que mes con mes, durante la gestión del actual mandatario, se han roto récords de homicidios dolosos. Ya está muy perfilado el 2019 como el año más violento: 23 mil 700 homicidios hasta finales de agosto.

No solo eso. Será el año con más carpetas de denuncias (un millón 353 mil 990 carpetas de investigación), según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

La cifra del SESNSP no pareció importarle mucho a Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana. En la mañanera de ayer hizo declaraciones de cómo ha evolucionad la “percepción” sobre seguridad en las entidades federativas.

A esas horas aún vivían los policías asesinados.

Gráficas en pantalla, Durazo decía:

“Hay un ligerísimo quiebre en el primer trimestre. Nada, absolutamente nada que presumir. Pero nosotros nos planteamos, desde el principio del gobierno, que lograríamos punto de inflexión en los principales indicadores de seguridad.

“En el caso de las mujeres (bajó) de 82.2 a 80; 79.4 a 79.9 en general; y en el caso de los hombres de 76.3 a 73.4. Lo importante no es la dimensión del cambio, sino el quiebre en la tendencia de crecimiento de la percepción de inseguridad”.

Pero las cifras dejan en el vacío sus palabras: De enero a agosto se contabilizan un millón 353 mil 990 carpetas de investigación iniciadas por homicidio, secuestro, extorsión, robos, narcomenudeo, trata de personas, lesiones dolosas, feminicidio, violencia familiar y abuso sexual y otros delitos del fueron común.

El secretario reconoce a Guanajuato, Baja California, Estado de México, Jalisco y Chihuahua como las entidades más violentas. Concentran el 41.5 por ciento de todos los homicidios del país.

El caso de Guanajuato es emblemático. Aparece como más violento. El Huachicol acabó con la tranquilidad de sus habitantes.

No se entiende, pues, que el gobierno haya retirado de esa entidad a los elementos de la Marina, los mejor preparados para enfrentar al crimen organizado, según el comando norte del Ejército de EUA.

Y menos cuando aun no cuaja la Guardia Nacional y la Policía Federal fue desmantelada.

* * *

La detención del subsecretario de Finanzas del GCMX en la administración anterior, Hedilberto Chávez, puede ser un aviso para Miguel Mancera, “como los que le mandan todos los días”; nos dicen colaboradores del senador del PRD.

Y es que a los morenos no les gusta el G-4 (bloque opositor PAN-MC-PRI- PRD que se configura en las cámaras). Y a la mini-bancada amarilla le piden incluso voto diferenciado.

“Pero si ése es el precio, seremos víctimas. Si cedemos, no nos queda nada”, nos dijo el ex jefe de gobierno de la CDMX; quien ya se declaró dispuesto a comparecer sobre el caso.

* * *

Nos sorprendió la encuesta Enkoll-La Silla Rota que coloca a Yeidckol Polevnsky (32 por ciento de las preferencias) solo cuatro puntos atrás del diputado federal Mario Delgado (36 por ciento), en la carrera por la Presidencia Nacional de Morena.

No son pocos las que ya dan por muerta a la presidenta en funciones del partido que encabezó la coalición que llevó a AMLO a Palacio Nacional.

Muy atrás Berta Luján (20 por ciento) y Alejandro Rojas Díaz Durán (12 por ciento). Veremos…

Este último nos mando ayer un WhatsApp en el que asegura que Yeidckol no tiene ninguna posibilidad y que él va a dar la sorpresa con el triunfo.

Veremos…

FIN