web analytics

Balacera en Culiacán fue por ‘acción precipitada y mal planeada’, reconoce Gabinete de Seguridad

México.- El enfrentamiento entre autoridades y grupos armados en Culiacán derivó de acciones precipitadas y mal planeadas de los elementos de seguridad que participaban en un operativo organizado para ejercer una orden de aprehensión y extradición en contra de Ovidio Guzmán López, señaló el Gabinete de Seguridad.

En conferencia de prensa, el secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval indicó que el personal de las fuerzas de seguridad actuó de manera precipitada y con falta de planeación, además de que desestimó el poder de fuerza y convocatoria del grupo del hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Remarcó que el operativo conjunto fue una acción directa contra Ovidio Guzmán López, no un hecho fortuito, y por tanto había procedimientos legales que debían seguirse, como esperar la orden de cateo antes de ingresar al inmueble; sin embargo, elementos del operativo actuaron precipitadamente con el afán de obtener resultados positivos, lo que generó la agresión de los narcotraficantes.

Como resultado del enfrentamiento se registró un fallecido, 19 bloqueos, 14 agresiones a elementos militares y de la Guardia Nacional, así como siete elementos del Ejército heridos, un oficial y ocho elementos de tropa detenidos por el grupo criminal y liberados sin lesiones.

Por su parte, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, confirmó la liberación de Ovidio Guzmán, aunque señaló que nunca se hizo “un arresto formal”, y sostuvo que la decisión se tomó para proteger vidas, como había anunciado en su conferencia mañanera el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La tarde de ayer jueves se registró una balacera en un fraccionamiento de la capital sinaolense, donde fue identificado Ovidio Guzmán López, de 28 años de edad, y como parte de un operativo para su detención; sin embargo, esto derivó en tiroteos en diferentes puntos de la ciudad.

Durazo reiteró que si bien se busca lograr la paz en el país, no será a costa de convertir a México en un cementerio.

Acompañado por los secretarios de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, y de la Marina, Rafael Ojeda, el secretario federal sostuvo que “no hay falta del Estado ni ausencia del gobierno federal en esta decisión”.

“No buscamos enlutar hogares, sino resarcir el desgarrado tejido social, no vamos a regresar al tiempo de las masacres generalizadas… Vamos a acatar el desafío de la paz, pero no convirtiendo a México en un cementerio mayor al que ha sido”.

Forbes México