web analytics

Lo más destacado de “La Mañanera”

México.- Desde el estado de Oaxaca, el presidente Andrés Manuel López Obrador, brindó su conferencia de prensa matutina de este viernes, en la que confirmó la liberación de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera.

  • “En Oaxaca hay gobernabilidad. Somos es el estado 22 en el índice delictivo a nivel nacional, de acuerdo con el Secretariado del Ejecutivo” y el décimo más seguro, declaró el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat.

Entre las acciones que se han emprendido para hacer frente a la inseguridad en la entidad se encuentra, atender áreas en zonas que son focos rojos por el trasiego de drogas, tal es el caso de la Central de Abasto de la ciudad de Oaxaca, refirió el mandatario estatal.

Así mismo, señaló que no existe una presencia importante de cárteles nacionales en Oaxaca, “la mayoría de las bandas delincuenciales son locales”.

  • Al ser cuestionado sobre la liberación del hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, Ovidio Guzmán López, el presidente López Obrador confirmó que él avalo la decisión tomada por el Gabinete de Seguridad, dadas las complejas condiciones en las que se dio el operativo, por lo que se priorizó la vida de los ciudadanos.

“Se concentraron, se reunieron y le dieron seguimiento al problema y tomaron decisiones que yo respaldo, yo avalo. Se decidió proteger la vida de las personas y yo estuve de acuerdo porque no se trata de masacres, eso ya se terminó”, planteó.

Aseveró que “no puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las personas”.

Así también, el primer mandatario rechazó que la liberación de Guzmán López provoque impunidad en el país. “No hay impunidad porque no hay contubernio entre delincuentes y autoridades”, sostuvo.

“No puede valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas”, dijo tras insistir en que respalda totalmente la decisión asumida porque por los niveles de violencia con que reaccionaron los grupos delictivos, estaban en riesgo muchos ciudadanos, muchas personas, muchos seres humanos.

En este marco, el presidente López Obrador reveló que el operativo para detener a Ovidio Guzmán fue para cumplimentar una orden de aprehensión provisional con fines de extradición de Estados Unidos.

Por otra parte, el primer mandatario insistió en que la estrategia de seguridad de su administración no es fallida, pues se basa en el desarrollo y la creación de oportunidades, y no en la guerra.

“Es muy difícil que lo acepten, pero vamos muy bien. Lo de ayer fue un hecho lamentable, pero se me hace una exageración decir que ha fracasado nuestra estrategia; eso es lo que quisieran los conservadores, se frotan las manos, andan desquiciados”, dijo.

Además, pidió no comparar a su gobierno con las decisiones que tomaron sus antecesores “como (Felipe) Calderón, que apostó por la guerra”.

Al ser cuestionado sobre si con esta acción se envía un mensaje de impunidad, el primer mandatario sostuvo que no hay impunidad en el caso de Culiacán, donde tras enfrentamientos armados entre delincuentes y autoridades, “porque no hay contubernio entre delincuencia y autoridades”.

“Le digo a los mexicanos que tengan confianza, no hay impunidad porque no hay contubernio entre delincuencia y autoridades, está bien pintada la raya, lo de ayer fue una situación donde se valoró que había que proteger la vida de los seres humanos”, dijo.