web analytics

Con muestra fotográfica recuerdan caída del Muro de Berlín

0
288

MÉXICO. El Museo de la Ciudad de México inauguró la muestra fotográfica Lo que era y ya no es, de Adrián Bodek (1953), quien recorrió 42 kilómetros a pie en la ciudad de Berlín, Alemania, para testimoniar los lugares donde se erigió el muro que próximamente cumplirá 30 años de haber caído.

La muestra está conformada por 40 fotografías realizadas entre 2007 y 2016, seleccionadas a partir de una serie de más de tres mil fotos que el retratista capturó en distintos viajes hechos a la capital alemana.

Ayudado a través de un GPS, Adrián Bodek pudo identificar los sitios específicos donde el muro de Berlín se erigió. La muestra numera cada fotografía y señala, por medio de un mapa en la pared, los puntos donde fueron capturadas las imágenes.

Aunque la construcción es prácticamente inexistente hoy en día, “en varios sitios tienen parte del muro como recuerdo para tomarse fotos con turistas”, explicó el autor de las imágenes durante un recorrido para medios . En esos restos “pusieron murales para que los turistas se tomen la foto”, abundó.

De toda la muestra, solo una pieza data de 1988 y fue tomada del lado de Alemania Oriental durante el primer viaje que Bodek realizó a aquel país. “Fui a la RDA (República Democrática Alemana) un año antes de que cayera el muro”, recordó.

Dicha imagen es la única fotografía capturada de forma análoga; sin embargo, el autor reconoce que la génesis de su obra le es indiferente; “a mí me da igual si se tomó con rollo o digital; lo que me importa es la imagen”, expresó.

La fotografía análoga no es más cara que la digital

Adrián Bodek negó que la fotografía análoga sea más cara que la digital pues el precio de una cámara profesional, aunado al costo de una computadora y el respectivo software para la manipulación de imágenes, empata “lo que gastas en rollos”.

      Lo que era y ya no es ofrece imágenes en blanco y negro resaltando en color algún elemento de la composición, con el fin de brindar a los visitantes un elemento que capture su atención, de acuerdo con el fotógrafo.

“Casi siempre he tomado fotos en blanco y negro. Aunque tomo a colores, en mi mente ya la veo en blanco y negro. A mí me da más, es diferente. Todos vemos el color; pero el blanco y negro te acerca más a la imagen misma, se vuelve más mágico”, consideró.

El uso de elementos de color en sus composiciones es porque “la gente no sabe leer las fotos” y espera que con ese recurso “encuentren algo que les llame la atención”.

La exposición invita al público a recordar un pasaje de la historia que paulatinamente está siendo olvidado por las nuevas generaciones, quienes ya no vivieron dicho acontecimiento.

“Hay que recordarlo para que no se repita, está en la memoria de la gente que lo vivió, pero no se debe olvidar”, advirtió. Lo que era y ya no es estará abierta al público hasta el 6 de enero de 2020 y es entrada libre.

NTX