web analytics

De lo mismo que culpáis

0
446

Carlos J. Pérez García.

Concluimos hoy con esta serie de cuatro artículos en los que se cubren algunos ángulos de la vida y obra del genial poeta, dramaturgo y escritor William Shakespeare, tal vez el más importante del mundo en las principales lenguas de Occidente, sin dejar de lado otros temas significativos para nuestro país.

William Shakespeare (1564-1616), Miguel de Cervantes (1547-1616) y Juana de Asbaje (1648-1695) vivieron en tiempos cercanos y sin comunicarse entre ellos o sin conocer bien sus respectivos trabajos en dos distintos idiomas. De WS ya reprodujimos ciertos párrafos y sonetos junto con viñetas de su vida, mientras que de Sor Juana Inés los títulos de estos 4 artículos recogen en forma sucesiva algunos de sus renglones más razonables e influyentes

A Cervantes lo podremos revisar un poco en futuros artículos, pues son temas que nos sirven a todos para oxigenar, recordar o aprender.

* SOBRE AMLO DEBO PROPONER algunas precisiones que tienden a confirmar varias inquietudes. No se trata del antipático “se los dije”, sino de que muchas cosas van de mal en peor en el país y tampoco se ven correcciones en áreas fundamentales.

A menudo se piensa que uno la trae contra “el pobre de don AMLO”, pero él no se ayuda nada a sí mismo. Casi todos los días nos proporciona municiones a los analistas, al igual que a sus enemigos o adversarios más críticos, y las perspectivas de su gobierno se ven incluso peores en áreas tan cruciales como (1) la seguridad y (2) la economía.

En materia de seguridad las cosas no van nada bien y cada semana que pasa se vuelve más difícil culpar a los antecesores o bromear sobre las medidas que pudieran inhibir el narcotráfico y otras actividades delincuenciales. Los números de hechos de sangre y de otros delitos se disparan en vez de retroceder.

Respecto a la violencia o criminalidad, esta semana fue trágica con los lamentables hechos en Michoacán (Aguililla), Guerrero (Iguala), Sinaloa (Culiacán)… Representan una expresión más de la creciente inseguridad a partir de políticas inadecuadas o insuficientes de acuerdo a sus resultados, aunque se trate de un proceso multifactorial que toma tiempo frente a inercias muy fuertes. De entrada, el eterno candidato no debería haber planteado que era fácil y rápido resolver algo tan complejo y enquistado.

Lo preventivo no se va a lograr con exhortaciones que más bien parecen chistes o bromas, al tiempo que de ninguna manera disuaden a los delincuentes. No sólo tendría que reconocer que esto toma tiempo, sino que requiere acciones más sólidas y acertadas para alcanzar objetivos que casi todos queremos.

De nada sirve que a la improvisación, la incapacidad y la descoordinación de estos días, ayer viernes se hayan sumado la negación, la soberbia, la burla mentirosa y la falta de disposición para revisar y cambiar por parte del presidente.

Por su parte, recordemos que con la importante tasa de crecimiento de la economía a AMLO se le ocurrió prometer una tasa promedio de 4% para el sexenio, y luego se aferró a un 2% estimado para su primer año de gobierno. Pero este dato tuvo que ser revisado una y otra vez por los especialistas y ha sido reducido a alrededor de cero, si bien él se sostuvo en sus datos hasta que dejó de darle importancia. Al rebasarlo la realidad, ¡optó por ocuparse de otros aspectos y dice que está escribiendo un libro de Economía (moral)!

Y, el año próximo, las previsiones oficiales del Fondo Monetario Internacional son de 1.3% para México, por debajo de Panamá (5.5%), Dominicana (5.2). Bolivia (3.8), Colombia (3.6), Perú (3.6), Chile (3.0), Uruguay (2.3) y Brasil (2.0). De tal forma, la economía mexicana se asemeja más a las emproblemadas de Ecuador (0.5), Argentina (-1.3, que todavía intenta reponerse del anterior período populista) y Venezuela (-10.0).

En fin, por lo que refiere a la seguridad y la economía, es así que se confirman auténticas debacles que no debieran generar festejos entre quienes odian a AMLO y su gobierno morenista. Son, en verdad, hechos muy tristes y demasiado costosos para México y los mexicanos, sobre todo para los más pobres, por lo que ante desastres de inseguridad e inestabilidad hay que respaldar al presidente pero, a la vez, exigirle efectividad con decisiones y medidas más adecuadas.

Ayer insistió en eso de que “los conservadores corruptos quieren que fracase nuestra estrategia”, pero muchos críticos o escépticos no somos corruptos ni conservadores y tampoco queremos que fracase, lo que sería muy negativo para los mexicanos. Todo lo contrario: Queremos que escuche y revise sus evidentes fallas, que aprenda y rectifique sus rutas erróneas… Los fracasos se ven cada día más claros y más probables, pues tanto los narcotraficantes como los inversionistas le han tomado finalmente la medida.

Sus fans, eso sí, le siguen festejando hasta sus errores y tonterías, pero quienes le deberían interesar a su gobierno ya no le temen y menos lo respetan.

* A VECES, SIN EMBARGO, tendría uno que escribir en defensa propia, tal como dicen los consagrados… Pues resulta que no a todos les parece lo que uno dice, ni cómo trata de decirlo. En un agradable evento de competencia entre especialistas en paellas, me sorprendió que un buen número de lectores se acercaron a la mesa en donde yo estaba para platicar en forma positiva y constructiva sobre mis artículos, si bien no faltó por allí un solo prietito en el arroz quizás afligido por sus cargas personales.

En realidad, no vale la pena comentar más. Pero creo yo que si a un individuo no le gusta un libro o una columna semanal (incluso por ser un feligrés de un cuestionado o adorado presidente), entonces no tiene por qué leer estos textos.

* EN SAN LUIS POTOSÍ es alentadora la buena relación del gobernador con el primer mandatario de la nación, lo que genera no pocos beneficios al estado y viene a ser resultado de una estrategia inteligente y un excelente trato personal por parte de Juan Manuel Carreras. Si las cosas no van bien a nivel nacional (macroeconómico) o internacional… queda, al menos, que la República de San Luis se defienda lo mejor posible.

También son por demás satisfactorios los trabajos de rehabilitación y reconstrucción urbana en zonas importantes de la capital del estado, lo cual ha requerido un proceso y un liderazgo cívico que conjunte recursos privados y esfuerzos públicos. Fuera de grillas ante uno de los mejores gobernadores que ha tenido la entidad, todo ello resulta positivo en diversos sentidos.

cpgeneral@gmail.com

@cpgarcieral