web analytics

¡Más allá del perdón a Ovidio!

Raúl Flores Martínez.

Para muchos la acción de dejar libre a uno de los hijos del “Chapo” Guzmán para evitar una masacre, es algo bueno; sin embargo, se debe ir más allá del hecho.

Se debe ver la magnitud de poder que le concedió a un grupo que día con día se fortalece ante la impunidad que le fue otorgada con el perdón Presidencial.

Sabemos que el crimen organizado, es una hidra de mil cabezas que al cortarle una, salen cinco más. Con la captura del “Chapo” Guzmán el cártel del Pacífico se había debilitado, pero se le permitió reagruparse y generar más recursos.

Una organización criminal, necesita tan solo de un mes para multiplicar sus ganancias económicas y sus bases de sicariato para poder dar la lucha tanto a Fuerzas Armadas como organizaciones contrarias.

Ya en el país tenemos dos ejemplos, uno el CJNG y ahora Pacífico que en pocos meses, se enfrentarán por la obtención de las plazas, sobre todo las que están en la frontera norte.

Acá el Presidente Andrés Manuel López Obrador, ya sabe que en algunas comunidades de Morelos, Jalisco y otros estados, el CJNG esta entregando apoyos económicos que van de los 5 a 10 mil pesos semanales y grandes despensas para que esas mismas comunidades los protejan.

La señal que dio en días pasados al dejar libre a Ovidio Guzmán López, es una imagen de impunidad que traerá graves consecuencias a la sociedad en general y no, solo a la de Culiacán, Sinaloa.

El fracaso en la estrategia de seguridad, aunado al fracaso de la Guardia Nacional en una operación quirúrgica que solo la Armada de México, saben hacer, le costará mucha sangre al país, sangre que dejará marcada este sexenio de cuarta transformación.