web analytics

Por falta de concursos públicos, realizan subasta de energía eléctrica

México.- Ante la cancelación de subastas eléctricas en el país, la iniciativa privada tomó la decisión de realizar una serie de concursos entre ellos mismos.

Bravos Energía, empresa privada del sector energético, anunció la puesta en marcha de subastas de electricidad.

Explicó que todos los pagos y cobros relacionados con los contratos, así como el resguardo de garantías y la gestión de los fondos de reserva, estarán a cargo de un fideicomiso administrado por Santander México.

En un comunicado, Bravos Energía detalló que actualmente se encuentran inscritos en el proceso más de 30 compradores y de 30 generadores de energía para estas subastas entre privados.

El concurso se diseñó para la celebración de contratos de cobertura eléctrica y a fin de reducir los precios dentro del mercado eléctrico para fomentar el desarrollo de infraestructura del Sistema Eléctrico Nacional.

El proyecto de los privados, según la firma mexicana de energía, tiene el potencial de detonar inversiones de hasta mil millones de dólares en los siguientes 10 años, y permitirá que se financien proyectos que contribuyan a la generación y aprovechamiento de energía eléctrica en todo el país.

Jeff Pavlovic, socio fundador de Bravos Energía, señaló que un elemento clave de este proceso es la flexibilidad, pues se podrán adquirir u ofrecer los productos a 5, 10 o 15 años en la zona que le convenga a los participantes.

“Al final del día los concursos eléctricos facilitan la conformación de los portafolios energéticos para cada participante. Sumando la transparencia con la innovación en el esquema del concurso, garantizamos que todos tengan acceso a energía barata, limpia y confiable”, comentó.

Según la Secretaría de Energía (Sener), las subastas eléctricas son un mecanismo por el cual se le permite a las entidades responsables de carga celebrar contratos en forma competitiva para satisfacer las necesidades de potencia, energía eléctrica acumulable y certificados de energía limpias en el país.

La Jornada / Julio Gutiérrez