web analytics

Inició el XXIII Coloquio de Literatura Mexicana

0
323

México .— El editor, novelista, ensayista, y catedrático Hernán Lara Zavala (Ciudad de México, 1946) aseguró que no sólo en México sino en el mundo entero, a raíz de la globalización, la palabra Revolución se vino abajo estrepitosamente, “nuestros héroes de los 60: Marx, Lenin, Trotsky, Mao, Fidel, El Che, resultaron ídolos con pies de barro. En todas esas revoluciones imperó la ambición y el anhelo de poder dictatorial por encima de los intereses y necesidades de justicia y de libertad de los pueblos”, dijo el escritor en la Sala Adamo Boari del Palacio de Bellas Artes, durante el primer día de acividades.

En la mesa de trabajo “Los Viciosos son los otros” —que forma parte de la amplia programación de sesiones de trabajo del XXIII Coloquio de Literatura Mexicana a realizarse del 7 al 8 de noviembre—, Lara Zavala confesó que se siente muy confundido, desconfiado y desilusionado ante los criterios que han prevalecido durante su generación, a lo largo del tiempo, para juzgar una obra de arte. “El principal problema al que se enfrentan artes y letras en la actualidad son las influencias de nefastas políticas en todos los ámbitos de la vida, el neo puritanismo y la banalidad que juzgan las producciones artísticas con criterios morales ajenos al espíritu de la creación”, agregó el cuentista en una reflexión acerca de las condiciones de producción del arte en la actualidad.

Bajo el eje temático del Coloquio “Vicios y virtudes en la literatura y las artes en México”, el escritor señaló que se está ante la presencia de otro vicio en esta época; la persecución del movimiento Me Too, nacido en las redes sociales  durante octubre de 2017, donde mujeres a nivel mundial evidenciaron y denunciaron acoso y violencia sexual.

“Un grupo de mujeres ha iniciado, contra ciertos hombres, acusaciones de acoso sexual a través de abusos e influencias de poder. Me parece que un acoso de cualquier índole, no sólo sexual, es totalmente reprobable y debe ser castigado; pero sucede que, a veces, se corre el peligro de incurrir en el infundio, en el falso testimonio, en la difamación, el exhibicionismo y el rencor, dando pie a una cacería de brujas en donde una presunta acusación se levanta por encima de las pruebas que la respalden, poniendo en riesgo la carrera y la reputación del acusado sin que se le dé una oportunidad de aclarar los contextos”, mencionó sobre un tema muy presente en la actual agenda de movilizaciones sociales.

Esto, dijo, forma parte del puritanismo anglosajón. Situó como ejemplo literario la novela La letra escarlata, en la cual la protagonista debe llevar en su pecho un ave de color rojo, esta ave la identifica como adultera ante la comunidad. “La acusación era real, ella era una adultera pero… ¿quién propició la acusación? Ni más ni menos que el ministro puritano de la parroquia, quien no cesa de conminarla, desde el púlpito, a confesar su pecado y a revelar a su amante, que era él mismo”, enfatizó Lara Zavala.

El XXIII Coloquio de Literatura Mexicana analiza el devenir de la literatura en México desde la perspectiva de diferentes periodos históricos —prehispánico, virreinal, independiente, revolucionario y contemporáneo— y cuenta con las participaciones de diversos escritores y especialistas, quienes se presentarán el 8 de noviembre en el Centro de Estudios de Historia de México, de la Fundación Carlos Slim, y el 9 de noviembre en la Cineteca Nacional y en la Universidad del Claustro de Sor Juana. La literatura mexicana podrá apreciarse desde diferentes miradas filosóficas, religiosas, éticas y estéticas.

NTX