Órganos autónomos pierden con Presupuesto 2020; gana el gasto social

México.- La madrugada de este viernes y después de aproximadamente nueve horas de debate, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó el Presupuesto de Egresos (PEF) 2020, que incluye reasignaciones por 11,396 millones de pesos. 

Entre los cambios integrados al dictamen destaca la reducción de recursos a órganos autónomos y un aumento al gasto en programas sociales.

La discusión en el pleno, la cual transcurrió entre protestas de los partidos de oposición y la ausencia de los integrantes de la bancada del PAN, concluyó con el voto a favor de los diputados de Morena, PT y PES que sumaron 302 y 65 en contra. 

El monto total por el que se aprobó el presupuesto del próximo año fiscal asciende a 6 billones 107,732 millones de pesos, que representa un aumento de 1% con respecto al aprobado para 2019. 

La disminución a los ramos autónomos fue del orden de 4,183 millones de pesos. La Fiscalía General de la República es el órgano que registró la disminución más amplia con 1,500 mdp menos que los que se le asignaban en la propuesta original, lo que lo deja con 16,702 mdp para el próximo año fiscal. 

El Instituto Nacional Electoral (INE) contará con 16,661 mdp para su ejercicio en 2020, que significa una disminución de 1,072 millones de pesos a lo contemplado en el proyecto del PEF 2020. 

El presupuesto del Consejo de la Judicatura Federal también registró una disminución de 1,038 mdp a lo que se contemplaba en el proyecto original, por lo que le serán asignados 59,835 mdp. 

La Suprema Corte de justicia de la Nación (SCJN) operará el siguiente año con 4,822 mdp, luego de que se disminuyeran 201 mdp al presupuesto proyectado en el proyecto enviado a la Cámara de Diputados en septiembre de este año. 

El presupuesto para Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) será de 2,649 mdp, luego de una disminución de 89 mdp; la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) operará con 1,874 mdp, luego de un recorte de 37 mdp al proyecto presentado por el gobierno federal, y la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), contará con 581 mdp, al considerar una disminución de 8 mdp. 

Al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) le fueron asignados 877 mdp para su operación, que representa una disminución de 50 mdp respecto al proyecto del PEF 2020; y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) operará con 1,541 mdp, al considerar una disminución de 189 mdp. 

Los ganadores del PEF 2020 

El Presupuesto 2020 aprobado en una sede alterna a la Cámara de Diputados debido a los bloqueos de organizaciones campesinas que persisten desde hace 12 días, integró aumentos a los ramos administrativos con respecto al proyecto presentado por el gobierno Federal. 

La Secretaría de Bienestar fue la más beneficiada en esta reasignación al pasar de un presupuesto de 173,092 mdp a 181,457 para su operación, es decir un aumento de 8,365 mdp. 

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) fue la dependencia con la segunda reasignación más cuantiosa, al integrar 2,500 mdp más para su operación de lo contemplado en el proyecto original, por lo que contará con 23,657 mdp. 

La Secretaría de Educación Pública también registró un aumento de 1,570 mdp en el presupuesto que le será asignado para 2020, por lo que contará con 326,283 mdp para su operación. 

Asimimo, se decidió asignar 1,324 mdp más a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de lo contemplado en el proyecto del PEF 2020, por lo que contará con 47,577 mdp. 

Recortes a gasto no programable 

Otro área en donde los diputados federales decidieron “meter tijera” fue al gasto no programable que integra rubros como la deuda pública, adeudos a ejercicios fiscales anteriores y obligaciones surgidas de los programas de apoyo a los ahorradores entre otras. 

El PEF 2020 aprobado establece una disminución de 5,000 mdp menos para la deuda pública, lo que finalmente deja a este rubro con 538,349 mdp. 

En el caso de los adeudos de ejercicios fiscales anteriores, se determinó destinar 21,500 mdp, que representa 2,500 mdp menos; en tanto que para las obligaciones surgidas de los programas de apoyo a ahorradores se descontaron 500 mdp, para finalmente destinar 43,330 mdp. 

Sin embargo, las participaciones a entidades federativas y municipios registró un aumento del orden de 7,184 mdp, por lo que para este rubro se aprobó destinar 951,455 mdp. 

Forbes México