“Por el bien de la 4T, primero el presidente”

0
587

Francisco Garfias.

No me pregunten cómo pero lo sé. Los senadores de Morena y sus aliados estaban conscientes de que Rosario Piedra Ibarra no alcanzaba la mayoría calificada para ser titular de la CNDH.

Aún así, a sabiendas de que se pisoteaba la Ley, le tomaron protesta, sin el menor rubor, hace ocho días.

La estrategia de la 3ª votación, ideada por Ricardo Monreal para lavarle la cara al Senado luego de las irregularidades de la 2ª ronda, dio un vuelco cuando los morenos se dieron cuenta de que no les alcanzaban los votos.

La única salida que les quedaba era votar en contra de esa propuesta de su coordinador parlamentario. No lo dudaron. Por el bien de la 4T, primero el Presidente.

Se enteraron, por la cúpula parlamentaria del grupo, que legisladores de oposición que tenían cooptados para alcanzar el mencionado requisito legal, no los iban a acompañar en esa 3ª votación.

Tenían claro que si sufragaban de nuevo tendrían que regresar la terna a comisiones y armar una nueva. Una contrariedad para el hombre de Palacio.

* * *

El enredo comenzó el jueves de la semana anterior, cuando la Mesa Directiva de la Cámara alta hiciera “magia” para otorgar mayoría calificada a la hija de Rosario Ibarra, con 76 de 116 que emitieron su voto.

Le faltó voto y medio para alcanzar los dos tercios de los presentes que se requieren para ser elegido, pero apareció el fantasma de Houdini para ayudar a la 4T.

Los morenos avalaron sin rubor la farsa. Se les olvidó la “honestidad valiente”.

Había que “cumplirle” al presidente a como diera lugar, como dijo un miembro de esa bancada. Sabían que la decisión tenía un costo político grande. No les importó. Rosario tenía que tomar protesta “a como dé lugar”.

El costo comenzó a ser alto. La imagen del Senado se distorsionó. Había que hacer algo para borrar las dudas que la última elección dejó.

A Monreal se le ocurrió la estrategia de la tercera ronda, a la que tuvo que renunciar al darse cuenta que no tenía los votos requeridos. No fue ajeno a la decisión de su bancada de votar en contra de la propuesta.

Sabemos también que internamente hubo reclamos por declaraciones del coordinador de Morena a los medios. Habló de “una rebelión” interna. Sintieron que los arquitectos de la estrategia jugaban con ellos.

Ricardo tuvo que dar la cara y pedirles que no convirtieran la elección de Rosario en una derrota interna.

El tema de la elección de Piedra no es menor. Desnuda el cinismo al que se ha llegado para satisfacer los caprichos de un solo hombre.

Una obligación primaria de los legisladores es cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes. Preocupa el autoengaño que se hace patente en los que tanto gritaron “fraude” en el 2006, y hoy avalan lo ocurrido en la “Casa del Pueblo”.

La señora Piedra, si en realidad se respetara, si fuese congruente como dicen, ya habría renunciado al cargo.

Será la “ombusdperson espuria”. Eso no se lo quita nadie. Ni las ocurrencias del senador Félix Salgado Macedonio.

* * *

También hay buenas. Durante un operativo bien planteado y mejor ejecutado, elementos de la policía de investigación de la PGJ-CDMX detuvieron, en flagrancia, a cinco ladrones de la banda “Los Mudanceros” que roban casas habitación en la Colonia del Valle.

Lo más notable es que en su último atraco, además de pantallas, relojes, computadoras, los ladrones se llevaron efectivo. Todo el botín, incluido el dinero, les fue restituido a las víctimas. Enhorabuena comandante Manuel Durán Tapia.

* * *

Funcionó la protesta de 25 gobernadores que se oponían a que desapareciera el famoso Fondo Minero –5 mil millones de pesos para el 2020— y a que esos recursos sirvieran para completar las necesidades de la educación.

El fondo está destinado a la mejora del ambiente y el entorno donde se desarrolla la minería.

Es financiado con un 7.5 por ciento de las utilidades de la industria, según Alberto Vázquez, miembro de la Asociación de Ingenieros Mineros, Metalúrgicos y Geólogos de México.

FIN.