Los riesgos de la elección

Francisco Garfias

Francisco Garfias.

Mañana es el “día D” para México. Más de 94 millones de ciudadanos irán a las urnas a votar alrededor de 20 mil cargos, en medio de un clima político polarizado, envenenado, violento. 

La división entre mexicanos – unos a favor y otros en contra de la 4T- le da a estas elecciones intermedias un toque plebiscitario.   

El presidente López Obrador no va a estar en la boleta, pero sí en la mente de los ciudadanos a la hora de cruzar el voto.

Nos han repetido que son las elecciones más grandes de la historia, por el número de votantes y los cargos en juego. Pero también por lo que significa para la consolidación del controvertido modelo de López Obrador.    

Se renueva la totalidad de Cámara de Diputados; 15 gubernaturas, 30 congresos locales, alcaldías, presidencias municipales, regidurías. 

Pero la atención, a nivel federal, está concentrada en la composición de la nueva Cámara Baja. Tener mayoría absoluta significa tener mayor control sobre el Presupuesto.    

***
Integralia Consultores, encabezada por el ex consejero presidente del IFE (hoy INE), Luis Carlos Ugalde, publicó ayer su segundo reporte de escenarios y riesgos del 6 de julio. 

Entre los riesgos que percibe el mero día de la jornada electoral está: 

1.-Que AMLO haga declaraciones de carácter político cuando acuda a emitir su voto: una convocatoria a sus seguidores a cuidar las casillas electorales o una invitación a votar “por el cambio verdadero”.

2.- Los conflictos que pudieran darse entre funcionarios de casilla y ciudadanos que se nieguen a portar el cubrebocas para emitir su voto. Eso incluye a AMLO.

3.- Que se siembre la narrativa de un “fraude en marcha” desde la primera hora, a partir de hechos aislados o inducidos; sucesos de violencia en algunas regiones.

4.- Que, después de las 23 horas, AMLO use la cadena nacional para cuestionar los resultados de las autoridades electorales y que algunos candidatos o dirigentes de los partidos desconozcan los resultado. 

Y el día después: 

“Si los resultados no le favorecen, López Obrador podría desconocerlos en la mañanera, alegar fraude y denostar a las autoridades electorales”.

En los días posteriores, Integralia no descarta manifestaciones, bloqueos en sedes de los institutos electorales y, al final un conflicto poselectoral.

Esperemos que se equivoque, pero lo vemos difícil. 

***   

Dice el canciller Marcelo Ebrard que en la agenda de Kamala Harris no estaba previsto o solicitado  visitar el Senado.  

“Todavía no estaba confirmado, más bien el Senado consideró que no era prudente y nosotros estuvimos de acuerdo”, puntualizó.

Nos pusimos a averiguar. Sí había la intención de que se realizara esa visita. El equipo de Kamala, la cancillería y el Senado platicaron sobre el tema. 

Los estadunidenses plantearon dudas y pidieron garantías de que la estancia de Kamala en la Cámara alta se realizaría sin sobresaltos. No fue posible darle esa garantía.

La posibilidad de que algún senador o senadora –de esos que les gusta llamar la atención- se suba a tribuna a poner un cartel, o que hubiera gritos, despliegue de mantas, cruce de acusaciones entre la mayoría y la oposición es real.  La polarización electoral potencializa esa posibilidad.

Nos cuentan que Monreal habló con los coordinadores parlamentarios para pedir que controlaran sus grupos. Nadie se quiso hacer responsable, aseguran fuentes parlamentarias. 

“Ella –Harris— no quiere meterse a la política partidista”, aseveraron.

Buscamos a Ricardo Monreal para conocer su versión. Nos dijo:  

“Se optó por la prudencia en un momento de polarización y de competencia política real; frente a lo impredecible de un proceso único.” 

***

El “ya mero” marca el proceso de compras de medicinas. Los “salvadores” de UNOPS, que iban a purificar el proceso de adquisiciones, todavía no lo concluyen, según la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (AMELAF).

El desabasto sigue. Los enfermos pagan las consecuencias de una decisión que se tomó  precipitadamente bajo pretexto de desterrar la corrupción.

En AMELAF nos cuentan que la UNOPS ya mandó comunicaciones a los laboratorios diciéndoles que “casi ganaban”, pero que no se comprometieran todavía a producir, porque no era vinculatorio.

“Lo que nosotros pedimos es que se publique un listado de quienes nos ganaron y a quienes se les asignaron las claves. Esa es la más elemental transparencia en un proceso de licitación ”, nos dijo Juan de Villafranca, director ejecutivo de AMELAF

FIN.
(Visitado 169 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio: USD

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas