06 de junio: la dictadura populista sufrió un descalabro, pero sigue viva

Carlos Arturo Baños Lemoine / Ciudadano Cero

Carlos Arturo Baños Lemoine.

¡Bravísimo! El pueblo de México reaccionó con decoro en las pasadas elecciones. En buena medida, el electorado enmendó su error del 2018. De forma responsable e inteligente, el electorado mexicano hizo retroceder a la dictadura populista que encabeza el porro y fósil Andrés Manuel López Obrador; y la hizo retroceder sobre todo en dos plazas estratégicas del país: la Cámara de Diputados y la emblemática Ciudad de México.

Se preveía una reducción de la fuerza parlamentaria de la Cuarta “Transtornación” Mental en la Cámara de Diputados, como será. El contrapeso congresual resultará fundamental para que el Nerón de Palacio Nacional no someta nuestra Constitución a su caprichosa voluntad. Las rabietas y ocurrencias del tabasqueño se toparán con un dique.

Y no se preveía un avance tan importante de la oposición en la Ciudad de México. La mayoría de las encuestas apuntaba a una continuidad populista sin más. ¡Y vaya sorpresa! La oposición a la dictadura se lleva 9 de 16 alcaldías e incrementará significativamente su presencia en el Congreso de la Ciudad de México.

Dos golpes magistrales contra la dictadura populista que tanto daño le ha estado haciendo a México.

Muchas cosas pesaron en todo esto: la mala gestión de la pandemia; la pésima conducción de la economía; el creciente rechazo a los programas sociales parasitarios; el aumento de la violencia, sobre todo de la violencia relacionada con el crimen organizado; la tolerancia gubernamental a los constantes actos delictivos de feministas, de mafias magisteriales y de normalistas; el obstinado autoritarismo de AMLO y de sus cortesanos federales y locales; la presumible corrupción de morenistas (antes perredistas) detrás del colapso de la Línea 12 del Metro; la intolerancia del Presidente hacia la crítica periodística y social; la persecución de enemigos políticos pretextando combatir la corrupción; etc.

Detrás del retroceso de la dictadura populista por supuesto que hay un voto de castigo y de reprobación. Los errores del gobierno en turno (AMLO y sus secuaces) fueron capitalizados por la oposición política; cosa bastante común en toda democracia.

Y aunque debemos celebrar este triunfo, no debemos confiarnos ni bajar la guardia. La dictadura populista sufrió un descalabro… ¡pero sigue viva! Mucho es lo que nos falta por recuperar. La dictadura populista ha destruido más de lo que ha tratado de construir. Así que, como ciudadanos, debemos trabajar con ahínco.

Para terminar, recordemos que las bestias heridas suelen ser más agresivas. Y López Obrador es una bestia que respira por la herida. Siempre ha sido un tipo resentido y vengativo. No olvidemos, pues, que López Obrador es como Pedro Páramo: un rencor vivo.

¡Cuidado, que la bestia sigue viva!

Facebook: Carlos Arturo Baños Lemoine

Twitter: @BanosLemoine

YouTube: Carlos Arturo Baños Lemoine

https://banoslemoine.wordpress.com/

Esta videocolumna de análisis, crítica y opinión es de autoría exclusiva de Carlos Arturo Baños Lemoine. Se escribe y publica al amparo de los artículos 6º y 7º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Cualquier inconformidad canalícese a través de las autoridades jurisdiccionales correspondientes.

(Visitado 837 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: mar, 17 May.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas