Camino a las libertades

Fernando Moctezuma Ojeda.

 Esta semana fue, a pesar de todo, maravillosa en términos del acceso a los derechos, precedentes jurídicos y el avance hacia un México más libre, y de garantías individuales. Me refiero, por supuesto, a los fallos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en torno a la descriminalización del aborto, en el caso de Coahuila, y el no reconocimiento de la vida desde la concepción, en el caso de Sinaloa.

La buena noticia es que finalmente se sientan las bases para que ninguna mujer pueda ser juzgada penalmente por ejercer su derecho a decidir, con lo que se logra un gran paso en términos de la libertad de derechos sociales.

Al respecto busqué a la doctora Marta Lamas: antropóloga, catedrática, investigadora y, por supuesto, activista feminista. Una de las primeras mujeres mexicanas que puso el tema del aborto legal, seguro y gratuito sobre la mesa de la discusión pública.

La Dra. Lamas destacó que, a pesar de que aún falta un largo camino por recorrer, en materia de derechos, el avance radica en que cualquier persona que lo desee puede desplazarse desde su Entidad de origen a la Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo o Veracruz, donde el aborto es libre hasta las 12 semanas de gestación, y ejercer ahí su derecho a decidir, sin temor de ser penalizada en su estado.

Sin embargo, la antropóloga enfatizó que aún así, las mujeres del resto del país deben, por un lado, continuar con las protestas para exigir la completa regularización del aborto en su entidad, y no sólo por causales específicas.

“No por abortar legalmente (pueden) dejar de protestar y dejar de movilizarse políticamente, para que en su estado se empiecen a abrir esos servicios”, me enfatizó la doctora, que además destacó que “necesitamos que la gente aprenda a demandar y a hacer litigios jurídicos para poder cambiar también la atención sanitaria de los abortos en las instituciones públicas”. Es decir, seguir con las exigencias.

En este sentido, también platiqué con la Maestra Edith Olivares Ferreto, Directora Ejecutiva interina de Amnistía Internacional México (AI Mx), quien además de celebrar ambos fallos de la SCJN, destacó que se debe continuar “en la exigencia de que tengamos una legislación en cada una de las 32 Entidades Federativas de México, que nos garantice el acceso a servicios de aborto legal, gratuito y seguro”.

La Mtra. Olivares remarcó la importancia de que, además, el personal público sanitario “reconozca que las mujeres tienen derecho a tomar decisiones sobre su cuerpo, y que no obstaculicen el acceso a este derecho”.

Vale la pena recordar que según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en México habían 122 personas presas, hasta el 30 de junio pasado, por el “delito de aborto”, y al respecto, Olivares Ferreto destacó que, además de ser liberadas, estas personas merecen una reparación del daño, que debe ser integral y personal, luego de haber sido “privadas de su libertad por ejercer su derecho a decidir”.

Al preguntarle sobre las desafortunadas declaraciones del diputado local de Tamaulipas, Javier Garza de Coss, panista, que aseguró que “al final se podría convertir esto (la despenalización) en un libertinaje porque habrá mucha facilidad para que una mujer pueda practicarse un aborto”, la directora de Amnistía Internacional recordó que “no es obligatorio abortar, no es obligatorio el matrimonio igualitario; las personas que no quieran consumir drogas no tienen que consumirlas, pero tampoco podemos impedir el acceso a derechos”.

Además, recordó el caso de la Ciudad de México, donde la Interrupción Legal de Embarazo (ILE) está permitida desde 2007, donde “hemos visto que no ha habido grandes cambios en la conducta sexual de las personas, y en cambio, ha habido un avance importante en el acceso a sus derechos”.

Por esto es que, al principio de este texto le comentaba que, a pesar de todo, fue una semana maravillosa para el progreso en materia de derechos sexuales y reproductivos.

Es cierto que aún falta mucho en esta materia, faltan los marcos jurídicos estatales, faltan las garantías para el ejercicio de este derecho, falta el cambio de conciencia social para dejar de estigmatizar a quien decide realizarse un aborto, y falta dejar de creer que tenemos la libertad de opinar sobre cuerpos ajenos.

Pero el que la SCJN haya dictado estas sentencias, sienta el precedente para que nunca más una mujer sea juzgada por ejercer sus libertades como desee.

Si usted, querido lector, está en contra del aborto, nadie le obligará a abortar, pero tampoco podemos obligar a nadie a parir. Por eso siempre he dicho que el aborto no puede ser materia de debate, y de hecho, ninguna decisión unipersonal puede serlo.

Dijo el Ministro Presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar que “en prisión están sólo las mujeres pobres y las indígenas (…), las niñas ricas siempre han abortado y lo seguirán haciendo, no ha habido, ni habrá una sola niña rica en prisión por abortar”. Yo: #SóloDigoLoQueVeo.

 

JUEGO DE CARTAS:

EL QUE MUCHO SE DESPIDE: En la semana, una fuente de Palacio Nacional me comentó que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell había presentado su renuncia al presidente López Obrador, por tercera vez, y minutos después leí la misma información en otros portales. La cuestión es que, a pesar de “sus ganas de irse”, Hugo sigue en la línea de obediencia y zalamería para con el inquilino de Palacio. Si de verdad quisiera renunciar, pues que lo haga públicamente, en la Mañanera, donde el presidente no pueda “convencerlo”, y así deja ya de hacerle tanto daño a México y sus familias.

 

P.D: ¡Era indígena, no alienígena!

@FerMoctezumaO

(Visitado 80 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio: by CurrencyRate

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

Renato Sales

Rubén Cortés. El nombramiento de Renato Sales como Fiscal en Campeche es (junto con el de Omar García, como jefe de la policía en la

Cuando Narciso llegó al poder

Boris Berenzon Gorn. A Jeannette Gorn, por uno y mil rencuentros  permanentes   El narcicismo tiene historicidad, pero no destino.  Narciso navega con libertad de