Minimizado, el papel de la mujer en la lucha de Independencia: Noemí Juárez

México.-El papel de la mujer en la lucha de Independencia ha sido minimizado por la historia oficial y por sus autores, comenta a Excélsior Noemí Juárez, investigadora del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), en el marco del 211 aniversario de la Independencia y del bicentenario de su consumación.

Esto, pese a que jugaron un papel vital en el combate y la organización del movimiento armado, no sólo como en el caso de Leona Vicario, Josefa Ortiz de Domínguez y Gertrudis Bocanegra, sino de otras más como Carmen Camacho, María Luisa Martínez, Manuela Molina (conocida como La Capitana) o las mujeres de Miahuatlán, Pénjamo y Sultepec, quienes han sido borradas de la historia.

Muchos de sus nombres están en los expedientes de juicios a mujeres en la Independencia, publicados hace más de 100 años, asevera la investigadora. “Son documentos que desde 1910 publicó el historiador zacatecano Genaro García –que escribió la biografía más completa sobre Leona Vicario–, en el tomo V de sus Documentos históricos mexicanos.

“Son dos volúmenes que salieron a la luz hace más de un siglo, así que no podemos decir que es una investigación nueva, y la pregunta es: ¿por qué ellas no están en la narrativa de la Independencia o en dónde está esa producción académica que no ha llegado a los espacios de socialización?”, cuestionó.

Una de esas mujeres es Manuela Molina, indica Noemí Juárez, una mujer con gran habilidad para empuñar las armas. “Ella obtuvo el grado de capitana por parte de la Suprema Junta Nacional y lo primero que se debe destacar es su capacidad de decisión, su habilidad, entereza y valor que mostró en el campo de batalla”.

Vale la pena citar el diario del secretario de José María Morelos, quien le atribuye acción en siete batallas a Manuela Molina y se la describe así: “Ojalá una décima parte de los americanos fuera como ella”.

Otra mujer que debe ser rescatada es María Luisa Martínez, quien tenía una tienda y servía como mensajera, espía y correo. “Fue capturada en tres ocasiones por el realista Pedro Celestino Negrete, quien debía pagar una multa de dos mil pesos y jurar que no  volvería a involucrarse con los insurgentes.

Sin embargo, en su cuarta captura le duplicaron la multa, y al no cubrir la cantidad  fue fusilada.

Otras mujeres permanecen en el anonimato o son identificadas como un grupo. Es el caso de las mujeres de Miahuatlán. “Se sabe que las tropas realistas reclutaban hombres de aquel poblado para que se unieran al ejército realista, pero las mujeres decidieron sacarlos del cuartel, así que llegaron armadas con palos y piedras y lograron su cometido. Me parece una historia extraordinaria”, relata Juárez.

También están las mujeres de Pénjamo, encarceladas a petición de Agustín de Iturbide –que en ese momento pertenecía al bando realista–, porque las consideraba un factor para desarticular a los rebeldes de dicha zona, ya que ellas eran quienes circulaban información, alimentación y resguardo.

O las mujeres de Suletepec, referidas en un bando enviado al virrey Juan Ruiz de Apodaca, el cual dice: ‘Por no haber una mujer que no sea una verdadera insurgenta, manden refuerzos a Sultepec’. “Esta frase me impactó, porque refleja lo que estaba pasando en ese momento en que los realistas reconocían la fuerza a la que se tenían que enfrentar”, apunta.

Pero así hay muchas más, advierte la investigadora, como Prisca Marquina, en Taxco, y Altagracia Mercado, llamada la Heroína de Huichapan y la misma Josefa Martínez, en Veracruz, condenada por usar pantalones.

¿Cómo fue la relación entre Miguel Hidalgo y las mujeres? “Hay varias cartas en las que algunas mujeres le informan que, por su propia cuenta, enviaron a sus trabajadores a capturar realistas u otras que quemaban su finca para que no fueran utilizadas como recurso”, concluye

Los datos

Valentía desconocida

  • La michoacana María Luisa Martínez fue capturada tres veces y pagó multas. En la cuarta ocasión no cubrió la cantidad y fue fusilada.
  • Las mujeres de Pénjamo fueron encarceladas a petición de Iturbide, porque consideraba que podrían desarticular a los rebeldes de la zona.
  • Josefa Martínez, en Veracruz, fue condenada por vestir pantalones.

Excelsior

(Visitado 13 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio: by CurrencyRate

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

Renato Sales

Rubén Cortés. El nombramiento de Renato Sales como Fiscal en Campeche es (junto con el de Omar García, como jefe de la policía en la

Cuando Narciso llegó al poder

Boris Berenzon Gorn. A Jeannette Gorn, por uno y mil rencuentros  permanentes   El narcicismo tiene historicidad, pero no destino.  Narciso navega con libertad de