Pero si el Ejército copa todo hace rato

Rubén Cortés.

El general debe estar asombrado ante las críticas por rendirse al presidente. Dirá: pero si casi nadie brincó cuando nos autorizó las ganancias de los cuatro aeropuertos que estamos construyendo; pero si somos policías, capataces, migra, funcionarios, banqueros…

En tres años, los militares levantaron un Estado dentro del Estado: penetraron el poder civil y, al controlar las calles, realizan detenciones, incautan bienes, preservan el lugar de los hechos delictivos, inspeccionan la entrada y salida de personas del país.

Y casi nadie dijo nada, aunque hoy la cifra del dinero del Ejercito que no puede auditarse es de 48 mil 779 millones de pesos; mientras con Peña era de cinco mil 40 millones. Ese dinero está en el Fideicomiso de Administración y Pago de Equipo Militar.

Los jefes militares sabían que el poder verdadero no está en comandar tropas, sino en manejar recursos públicos, pero los gobiernos anteriores no se lo permitieron. Hoy tienen por fin la lana y no la soltaran jamás, como en Cuba, Venezuela, Nicaragua…

Así que se dedican a hacer negocios y la seguridad está al garete, con 105 mil asesinatos en tres años, mientras en el mismo periodo con Peña fueron 62 mil 145, con Calderón, 39 mil 672; y con Fox, 40 mil 563.

Aunque tampoco es que los militares sean eficaces en la administración pública. Un general dirige la Agencia Federal de Aviación Civil y Estados Unidos desaprobó los estándares internacionales de seguridad aérea para México.

Estados Unidos decidió que las aerolíneas mexicanas no lancen nuevas rutas para allá hasta que el gobierno mexicano corrija deficiencias. Tampoco es un éxito la sustitución de militares por civiles en la administración de Aduanas.

Según la Federación de Cámaras de Comercio, con los soldados aumentaron huachicol, extorsiones y redes de tráfico. Además, los soldados cobran moches a los albañiles en el aeropuerto civil que construye el Ejército en Santa Lucia.

Sin embargo, quitemos que viole la Constitución la entrada de los militares en la administración civil, y que el propio general secretario viole el artículo 17 de su propia Ley de Disciplina, al pedir el voto para Morena: que eso fue lo que hizo el sábado, eh.

Quitemos eso, porque eso ya está. El asunto es muy básico: los militares no pueden meterse en el mundo civil porque tienen las armas y están entrenados para doblegar al otro por la fuerza de las armas, sea albañil, migrante, burócrata o licenciado.

Es por eso que en Venezuela y Nicaragua, dos dictaduras constitucionales aliadas del actual gobierno mexicano, están acusados de crímenes de lesa humanidad en Naciones Unidas y la Corte Penal Internacional.

Porque tienen el poder por decreto, las armas y el dinero.

Tienen todo.

(Visitado 182 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio (USD) - CurrencyRate.Today

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas