López Obrador en la Cumbre: un bufón “derechizado”

Carlos Arturo Baños Lemoine / Ciudadano Cero

Carlos Arturo Baños Lemoine.

Andrés Manuel López Obrador, el Nerón de Palacio Nacional, fue a los EEUU la semana pasada para hacer un ridículo más. Con su séquito de solovinos, se presentó en la IX Cumbre de Líderes de América del Norte para exhibir su verdadero tamaño a nivel mundial: un enano político.

Llegó con cubrebocas, al igual que sus cortesanos: allá no valen las disposiciones ni las recomendaciones del inepto Hugo López-Gatell. La silla que ocupó al lado de Joe Biden le quedó muy grande; física y psicológicamente muy grande. Es un hecho que López Obrador sólo se siente cómodo ante los besamanos que reciben sus “limosnas del bienestar” y ante los burócratas eunucos que le agradecen la quincena.

Todos estábamos esperando que el hipernacionalista López Obrador exigiera que Joe Biden nos pidiera perdón por el “robo territorial” derivado de la Guerra de 1846-1848, así como por la “sistemática expoliación” que llevaron a cabo los gringos durante el Porfiriato. Pero no, nada de esto sucedió. López Obrador sólo tiene mente para los agravios de la Conquista y la Colonización llevadas a cabo por España, en complicidad con El Vaticano.

Al falsario y fantoche López Obrador le resulta mejor negocio reclamarle a un imperio hoy extinto (el Imperio Hispánico), que reclamarle a un imperio vigente (el Imperio Gringo), porque éste sí le puede romper el hocico.

Lo peor de todo: AMLO fue a demostrar que, en los hechos, más allá de su retórica izquierdosa y soberanista, es un cachorrito más del imperialismo yanqui. Fue a lamer los pies del “gran capital” gringo y canadiense; fue a ofrecer la mano de obra barata del hambriento proletariado mexicano, fomentando así la “explotadora división internacional del trabajo”; fue a renunciar a toda la basura adoctrinante que le metieron en la UNAM.

¿Por qué el perrito calla cuando debe de ladrar muy fuerte?

Y de risa loca ha sido constatar, al respecto, el silencio oprobioso o la tibieza zalamera de todos los “intelectuales orgánicos” del marxismo-pejismo: Paco Ignacio Taibo II, John Ackerman, Enrique Dussel, Gibrán Ramírez, Estefanía Veloz, Rafael Barajas “El Fisgón”, Armando Bartra, Héctor Díaz-Polanco, Lorenzo Meyer, Sabina Berman, Hernán Gómez, Antonio Attolini, Luciano Concheiro, Gerardo Fernández Noroña, Luis Hernández Navarro, etc.

Por influjo de Donald Trump, AMLO “se derechizó”, al grado de hacerle el trabajo sucio a los gringos con respecto a los “molestos migrantes” y al grado de tener que renegociar el tratado de libe comercio, tratado que lleva el sello del “neoliberalismo salinista”.

Y, ahora, frente a Joe Biden se asume como patio trasero y como capataz, asumiendo incluso parte del “lenguaje neoliberal” que tanto critica en sus mañaneras.

Y, por otro lado, ¿ustedes escucharon algún reclamo de AMLO frente a Justin Trudeau por las “abusivas mineras canadienses” que operan en México? Para la española Iberdrola todo el odio. ¿Y para las mineras canadienses?

López Obrador es un bufón “derechizado” de la política, tan contradictorio, incongruente y acomodaticio como sus múltiples seguidores.

Facebook: Carlos Arturo Baños Lemoine

Twitter: @BanosLemoine

YouTube: Carlos Arturo Baños Lemoine

Instagram: banos.lemoine

https://banoslemoine.wordpress.com/

Esta videocolumna de análisis, crítica y opinión es de autoría exclusiva de Carlos Arturo Baños Lemoine. Se escribe y publica al amparo de los artículos 6º y 7º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Cualquier inconformidad canalícese a través de las autoridades jurisdiccionales correspondientes.

(Visitado 495 veces, 3 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio (USD) - CurrencyRate.Today

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas