Tres años de AMLO… ¡fuchi caca!

Carlos Arturo Baños Lemoine / Ciudadano Cero

Carlos Arturo Baños Lemoine.

Desde la mañana de ayer, muchos esclavos, lacayos y cortesanos de López Obrador se congregaron en el Zócalo de la Ciudad de México, bajo el inclemente rayo del sol, para escuchar una “mañanera popular” vespertina: el Tirano de Macuspana lleva años diciendo lo mismo, cual disco rayado, pero, ahora, su auditorio no fueron los periodistas de la 4T sino los limosneros y los burócratas de la Cuarta “Transtornación” Mental.

A medio sexenio, ya nos queda claro lo que debemos decir de todo el gobierno de López Obrador… ¡fuchi caca!

Una farsa eso de su cruzada contra la corrupción: muchas acusaciones sin sustento y los poquísimos casos mediáticos, como los de Emilio Lozoya y Rosario Robles, se hallan totalmente empantanados por sus múltiples irregularidades. En cambio, tenemos muchos contratos de asignación directa, ese mecanismo eficaz para estimular la corrupción, el “entre”, el “moche”, el “piquete de ojos”. Y, claro, muchos empresarios cercanos al Presidente haciendo su agosto, sus hijos entre ellos.

La delincuencia vive su mejor momento en muchos sexenios: existe patente de corso para delinquir en todos los estratos sociales y bajo todas las modalidades. El tráfico ilegal de drogas, armas, combustibles y personas está sobrecogido por el “amor” que le profesa nuestro evangélico Presidente. “Abrazos, no balazos” y un chingo de fracasos. La historia juzgará a López Obrador, por todos los daños que está causando su irresponsable omisión como principal responsable de la seguridad pública y como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas.

Hablando de las Fuerzas Armadas, éstas están viviendo la peor humillación de su historia: hasta de albañiles la están haciendo, esto para construir las obras emblemáticas del Faraón Andrés Manuel I. Para evitar un posible golpe de Estado, el dictador populista ha logrado cooptar a los militares más débiles, como Luis “Excrecencio” Sandoval, Secretario de la Defensa Nacional, para involucrarlos en sus mega obras corruptas y caprichosas. Por algo quiere evitar el escrutinio público. Y, como buen ex priista, AMLO aprendió que la impunidad se consigue haciendo cómplices por todos lados, incluyendo a los uniformados.

Además, ha sabido utilizar a la Suprema Corte de “Inmundicia” de la Nación: desde la aprobación de una innecesaria consulta popular para juzgar a los ex presidentes de México, hasta el establecimiento del genocida y feminista absolutismo abortista. Fundamental ha sido, para esto, hacerse aliado del Presidente de la Suprema Corte: Arturo Zaldívar Lelo “Gonorrea”.

Nunca se ha sentado a dialogar ni a negociar con la oposición, como sucede en cualquier república que se precie de ser democrática. No, porque él tiene que ser obedecido y punto. López Obrador nació para ser un monarca absoluta, un déspota, un dictador, un sátrapa, un autócrata. Su “pureza” debe ser reconocida y obedecida. Por ello, tampoco ha aceptado los contrapesos de los otros Poderes de la Unión ni de los Organismos Constitucionales Autónomos. Ya ni hablemos del federalismo: López Obrador quiere que los gobernadores sólo sean sus señores feudales.

Enemigo rapaz de la prensa crítica, porque, para él, la “buena prensa” es la que funge como su aparato de propaganda y se acabó. López Obrador ha llegado a golpear y a descalificar incluso a los periodistas que, por años, le hicieron el trabajo sucio en los medios masivos de comunicación.

Y, como joya de la Corona, la política de limosneo que lo tiene en la cumbre de la popularidad: “Amor con amor se paga”, es decir, tus votos a cambio de mis limosnas. AMLO ha desplegado la más amplia política de distribución de dinero público a objeto de ganar votos y, como en México tenemos pobres y resentidos al por mayor, el plan le ha resultado de maravilla.

No es necesario ser exhaustivo para darnos cuenta de que este gobierno es una porquería. ¡Por 30 millones de idiotas, ahora estamos soportando un sexenio que, aparte de mantener toda la corrupción y la ineficiencia de los gobiernos anteriores, nos ha regalado a un zángano resentido con ínfulas de dictador y con una amplia base social de limosneros!

Facebook: Carlos Arturo Baños Lemoine

Twitter: @BanosLemoine

YouTube: Carlos Arturo Baños Lemoine

Instagram: banos.lemoine

https://banoslemoine.wordpress.com/

Esta videocolumna de análisis, crítica y opinión es de autoría exclusiva de Carlos Arturo Baños Lemoine. Se escribe y publica al amparo de los artículos 6º y 7º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Cualquier inconformidad canalícese a través de las autoridades jurisdiccionales correspondientes.

(Visitado 463 veces, 1 visitas de hoy)

Clima

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy no circula

Tipo de cambio

Tipo de cambio USD: jue, 19 May.

Síguenos en nuestras redes

Lo último

Notas relacionadas

De charlatanes, profetas y mentirosos

Francisco Garfias. Los episodios de Nueva Italia, Michoacán, y el Culiacanazo fueron evocados en la mañanera de ayer por el presidente López Obrador para defender su

Caballada flaca

Rubén Cortés.  Ricardo Monreal comenzó a mostrar su control territorial en Morena, el domingo, en Quintana Roo. El presidente se inquietó y, el lunes, recicló

¡Tras jueces y abogados corruptos!

Raúl Flores Martínez. El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y Presidente del Consejo de la Judicatura Federal, Arturo Zaldívar

Necesitamos un Barros Sierra en la UNAM

Héctor Moctezuma de León. Ante los ataques infundados del presidente Andrés Manuel López Obrador, los verdaderos universitarios reprueban la actitud complaciente del actual rector de